edemsa

mayo 26, 2016 12:10 pm

Colaboradores de la principal empresa distribuidora de electricidad de Mendoza, y también empleados de empresas contratistas, han sido víctimas de robos y asaltos mientras estaban trabajando en la reposición del servicio. En muchos casos se trató de hechos de inusual violencia.

Según informaron desde EDEMSA, en las últimas semanas se han incrementado los hechos delictivos contra el personal. Las autoridades de la empresa no saben si se trata de una tendencia en crecimiento o, simplemente, de una ola delictiva. Por las dudas, han decidido incrementar la seguridad con la que trabaja su personal y, además, se cambiaron procedimientos para ingresar a zonas consideradas peligrosas.

Según estadísticas de la propia empresa, desde mediados de 2014 hasta la fecha, se han llevado a cabo 131 eventos delictivos contra operarios o bienes de la distribuidora.

Instalaciones

Las zonas rurales de los departamentos de Maipú y Lavalle son las más peligrosas en cuanto a hechos delictivos que atentan contra las instalaciones eléctricas, especialmente transformadores de distribución. En la mayoría de los casos, las bandas aprovechan la soledad del lugar o la oscuridad para cometer los robos.

En este tipo de delitos, además del daño patrimonial, generan problemas para los usuarios del servicio eléctrico porque lleva tiempo reponer los transformadores y los daños provocados sobre las instalaciones. Sin contar las multas que debe afrontar EDEMSA por no poder prestar servicio eléctrico, las pérdidas por estos robos han superado los 6 millones de pesos en los últimos dos años.

Asaltos

Guaymallén también es considerada una “zona roja”. Durante los meses de marzo y abril de este año se produjeron hechos preocupantes. Se trató de dos violentos asaltos a personal que se encontraba realizando tareas de mantenimiento en la vía pública.

El primero de estos asaltos ocurrió el 28 de marzo, en la Ruta Nacional Nº 7, en las inmediaciones de una reconocida empresa de transportes, en el distrito de Rodeo de la Cruz. En esa oportunidad, dos operarios que realizaban tareas de mantenimiento en un medidor fueron sorprendidos por delincuentes que, ante sucesivas amenazas con armas de fuego, se llevaron el vehículo en que se transportaba el personal.

Gracias al dispositivo de monitoreo satelital con que cuenta la flota vehicular de EDEMSA, la camioneta fue encontrada a 2 kilómetros de distancia, pero no pudieron recuperarse herramientas, equipamiento y materiales que se transformaron en el botín de los delincuentes.

El otro hecho delictivo ocurrió el 21 de abril, en la intersección de calles Grenón y San Miguel, del distrito Los Corralitos. En esta oportunidad personal de la distribuidora fue agredido físicamente por malvivientes que exigían la entrega de elementos personales y dinero. Ante la presencia de varios vecinos en las inmediaciones, los delincuentes emprendieron la huida en el vehículo de la distribuidora, que fue hallado en un basural público a poca distancia del lugar del asalto. Los operarios agredidos fueron inmediatamente atendidos.

Una de las empresas contratistas de esta distribuidora también sufrió al menos tres asaltos en el departamento de Guaymallén, en todos los casos a mano armada.

EDEMSA ha extremado las medidas de seguridad para evitar todo tipo de robos, pero hace expreso pedido de colaboración a la población. Si Ud. ve a personas cometiendo un delito o en actitud sospechosa cerca de instalaciones eléctricas o de operarios de la distribuidora, por favor comuníquese inmediatamente con el 911 o con la línea telefónica gratuita 0800-3-333672 (EDEMSA).

Dejá tu opinión

comentarios