XLS (1) copia

julio 20, 2016 1:20 am

La Copa Argentina provoca ese raro fenómeno de igualar en la cancha a dos equipos de categorías muy disímiles. Anoche, en Formosa, se dio el enésimo ejemplo desde que este certamen clasificatorio para la Copa Libertadores se puso en marcha: Lanús, vigente campeón del fútbol argentino, apenas superó 6-5 por penales a San Martín de Formosa, que milita en el Torneo Federal B.

En el tiempo regular habían igualado 1-1. Con este triunfo, el conjunto de Jorge Almirón se clasificó para los 16avos de final y se medirá con el ganador de Patronato de Paraná y Villa Dálmine.

Víctor Ayala había convertido de tiro libre para el 1-0 en favor del último campeón, pero con el tiempo cumplido igualó Diego Velázquez para el conjunto formoseño. Así, el Granate tuvo que sufrir para avanzar de etapa y se impuso en la definición desde los doce pasos. Lo curioso es que antes de los disparos decisivos, todo el plantel local rezó un Ave María, el cual se escuchó en la transmisión de TV.

Dejá tu opinión

comentarios