reactor de corea del norte

septiembre 15, 2015 5:27 pm

Tras acordar la semana pasada con su homónimo del Sur una reunión de familias separadas por la guerra entre el 20 y el 26 de octubre, el régimen de Pyongyang vuelve a las andadas nucleares.

Confirmando las sospechas levantadas hace días por unas imágenes tomadas por satélite, el Instituto de la Energía Atómica ha anunciado este martes la reactivación del complejo de Yongbyon, epicentro de su programa nuclear. Dicho recinto incluye un reactor de cinco megavatios que, en teoría, es capaz de producir seis kilos de plutonio al año cuando esté plenamente operativo, lo que alcanzaría para armar una bomba atómica. Además, el complejo dispone de una planta de enriquecimiento de uranio con 2.000 centrifugadoras.

Ambas instalaciones “han empezado sus operaciones normales”, aseguró a la agencia estatal de noticias KCNA el director del Instituto de la Energía Atómica, cuyo nombre no fue revelado.

Las funciones militares del complejo de Yongbyon están bien claras porque, según señaló el responsable de dicho organismo, Corea del Norte ha llevado a cabo constantes “innovaciones” en su capacidad disuasoria nuclear “mejorando de forma continuada los niveles de sus armas atómicas con variados cambios, tanto en calidad como en cantidad”.

A consideración de los analistas, el régimen norcoreano dispone de unos 30 kilos de plutonio, suficientes para fabricar seis bombas atómicas.

Su amenaza coincide con el temor a que Pyongyang dispare en las próximas semanas un nuevo misil de largo alcance a modo de ensayo balístico. La fecha podría estar en torno al próximo 10 de octubre, cuando el régimen planea organizar un gran desfile militar con motivo del 70 aniversario de la fundación del Partido de los Trabajadores.

Hasta el momento, el único lanzamiento con éxito es el del cohete “Unha-3” en diciembre de 2012, que dio lugar a nuevas sanciones contra el régimen, que a su vez respondió con su tercer ensayo nuclear en febrero de 2013. La única duda está en saber si el régimen de Kim Jong-un dispone o no de la tecnología necesaria para miniaturizar una bomba atómica en una cabeza nuclear, que podría golpear la costa oeste norteamericana a bordo de un misil de largo alcance.

Algunos expertos creen que estas nuevas agitaciones por parte de Pyongyang no persiguen más que incluir a Corea del Norte en la agenda de temas a tratar por el presidente de China, Xi Jinping, con Obama durante su viaje a EE.UU., que tendrá lugar a finales de este mes.

Para que se hable de él en dicha reunión, y conseguir nuevas concesiones en forma de ayuda humanitaria, Kim Jong-un vuelve a hacer gala de su diplomacia atómica.

Dejá tu opinión

comentarios