Cornejo

abril 13, 2016 10:30 am

Bajo un estricto hermetismo, el presidente Mauricio Macri se reunió en la Quinta de Olivos con sus socios de Cambiemos, entre ellos el gobernador de la provincia, Alfredo Cornejo. Además, firmó un convenio para la construcción de viviendas en nuestra provincia.

Según trascendió, el objetivo del encuentro fue analizar estrategias de planificación del Gobierno nacional y analizar los primeros cuatro meses del Ejecutivo.

El encuentro también sirvió para calmar aguas luego de algunos roces internos por la falta de mecanismos de consulta sobre medidas de gobierno y tras el enfrentamiento con la líder de la Coalición Cívica-ARI, Elisa Carrió, por el pedido de renuncia del juez federal Norberto Oyarbide.

“El presidente Mauricio Macri analizó la marcha de la gestión con los principales referentes de Cambiemos, durante un almuerzo que compartieron en la residencia de Olivos”, informó el Gobierno en un escueto comunicado.

El hermetismo de lo dialogado durante el encuentro fue compartido por todos los asistentes, quienes se limitaron a decir que “fue una muy buena reunión de trabajo”.
Negándose a brindar más detalles, las fuentes consultadas afirmaron que se habló sobre “estrategia y planificación” de cara al futuro para “fortalecer al Gobierno con la cohesión de Cambiemos”, a la vez que se acordó la necesidad de “caminar y hacer territorio”.

“Se habló de todo, pero si se filtra, no sirve”, justificaron los dirigentes sobre el hermetismo pedido por el jefe de Estado sobre los temas y resoluciones que hubo en la residencia presidencial de Olivos, especialmente en materia de agenda parlamentaria.

Programa para construir viviendas

Tras la reunión en Olivos, Cornejo firmó un convenio marco de colaboración para la construcción de viviendas, urbanización de barrios vulnerables y mejoramiento del hábitat. Los Gobiernos nacional y provincial se comprometieron a cooperar en el desarrollo y en la implementación de acciones y medidas estratégicas con el objetivo de dar solución al problema habitacional. “En Mendoza tenemos una dificultad y es que tenemos 4.600 viviendas en ejecución y van a un ritmo muy lento porque no se les venía pagando a los proveedores”, dijo Cornejo, agregando que “el déficit habitacional es muy alto y para mitigarlo necesitamos mayor financiamiento”.

En este sentido, destacó que el convenio le permitirá “agilizar las 5.500 viviendas que dejó adjudicadas el gobierno anterior en forma irresponsable, porque en muchos casos no tenían terrenos, ni tampoco financiamiento”.

Dejá tu opinión

comentarios