cabral luis m

junio 28, 2015 9:15 am

La decisión del Consejo de la Magistratura de remover al juez Luis María Cabral de la Cámara de Casación Penal sigue generando polémica y mientras el oficialismo y la agrupación Justicia Legítima defienden la medida, referentes de la oposición pidieron que “la sociedad se movilice” para repudiarla.
Los opositores Mauricio Macri, Elisa Carrió, Sergio Massa y Ricardo Alfonsín repudiaron la decisión del Consejo de la Magistratura, mientras que los principales referentes de la agrupación Justicia Legítima, María Laura Garrigós de Rébori y Jorge Auat, sumados a la diputada Diana Conti, consideraron que el desplazamiento fue válido y ajustado a derecho.
La discusión se da en torno a que Cabral era subrogante en la Sala I de la Cámara de Casación Penal, que debe resolver en los próximos días sobre la constitucionalidad del memorándum con Irán por la causa AMIA.
El líder del PRO consideró que el Consejo de la Magistratura “está haciendo caso omiso a los requisitos legales de mayorías especiales para este tipo de situaciones” y agregó: “Es algo que no puede suceder, la sociedad se tiene que movilizar para oponerse a este tipo de arbitrariedad”. Macri valoró que “se estén barajando amparos para que esto no suceda” y sostuvo que “no está nada bien que permanentemente el Gobierno siga hostigando a la Justicia, que tiene que ser un Poder independiente, cada vez que hay algo no le gusta”.
En cambio, la presidenta de la Cámara de Casación Penal, María Laura Garrigós de Rébori, defendió el desplazamiento de Cabral al sostener que el juez “cubría una subrogancia en una vocalía desde hacía cuatro años sin un procedimiento de designación de subrogante, interinamente” y que “lo que pasó (al desplazarlo) es que se cumplió con la ley”.
En esta línea también se expresó el fiscal general a cargo de la Procuraduría de Crímenes contra la Humanidad, Jorge Auat, al defender la remoción desde el punto de vista técnico y jurídico, al considerar que “el Consejo de la Magistratura puso las cosas en su lugar” ya que “la subrogancia es naturalmente transitoria”.
Quien salió a discutir esta versión técnica fue la diputada nacional de la Coalición Cívica Elisa Carrió, que aseguró que el apartamiento del magistrado “es una maniobra fraudulenta” porque “un juez subrogante no termina hasta que sea designado un titular”. “Por eso, en nuestra denuncia imputamos no sólo a los miembros del Consejo de la Magistratura, si no también a la diestra beneficiaria de esto que es (la presidenta) Cristina Kirchner”, sostuvo la precandidata presidencial de Cambiemos.
En tanto, la diputada oficialista Diana Conti, exintegrante del Consejo de la Magistratura, contradijo el argumento de Carrió y afirmó en declaraciones a NA que “el subrogante no tiene estabilidad. Su cargo puede terminar cuando se designa un titular, o incluso otro subrogante”.
Además de Macri y Carrió, entre los críticos de la medida estuvo el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, quien sostuvo que “sólo meten mano en la Justicia para sacar a los jueces que los incomodan”. “Que pongan la misma preocupación para sacar a los jueces sacapresos que llenaron de dolor a miles de familias con sus fallos a favor de los delincuentes”, agregó el precandidato presidencial.
A su turno, el diputado radical Ricardo Alfonsín también expresó su rechazo al asegurar que “se necesita una gran desvergüenza republicana para atreverse a tomar una decisión como la que impulsó el oficialismo”.
Por su parte, el fiscal general de la Cámara Nacional de Casación Penal, Raúl Plee, consideró que la medida “es un hecho político” y sostuvo que “desde la política se decidió que el memorándum de entendimiento con Irán no pasa por una decisión judicial”. El fiscal evaluó además que en este contexto, la causa con la que se busca determinar la constitucionalidad del acuerdo con la república islámica “podría llegar a la Corte Suprema”.

Dejá tu opinión

comentarios