cromagnon

diciembre 31, 2014 9:39 am

Familiares y sobrevivientes de la tragedia de Cromañón marcharon hasta las últimas horas del martes, al cumplirse 10 años de la masacre que se llevó la vida de 194 jóvenes tras el incendio del boliche en el que se presentó el grupo Callejeros. Bajo el lema “la corrupción mata”, renovaron el pedido de justicia y señalaron al Gobierno por “proteger a los responsables”.

Mediante un documento leído durante el acto en Plaza de mayo, aseguraron que el Gobierno “siempre negó que Cromañón también les pasó a ellos” y denunciaron además que el kirchnerismo “protege a los principales responsables de la tragedia”. La marcha estuvo unificada bajo el lema “la corrupción mata”, frase presente en pancartas y remeras de familiares de víctimas y sobrevivientes, que llevaban fotos de los 194 jóvenes muertos en la masacre no natural más grave que vivió el país.

En la carta, consensuada entre sobrevivientes y allegados a las víctimas, se destacó que tras lo ocurrido en diciembre de 2004 hubo “una década de lucha, dolores y ausencias” y se insistió en que “hablar de Cromañón es hablar de injusticia”. Asimismo, se denunció la “tardanza en el dictado de sentencias, condenas insuficientes y libertades precarias que de manera perversa agravaron el dolor” por “la muerte antinatural y evitable de jóvenes”. Mencionaron a losresponsables políticos como “los elegidos en vano, que tras las sombras se lavan las manos”.

También apuntaron duramente contra Aníbal Ibarra, jefe de Gobierno porteño en el momento de la masacre: “Les recordamos a los ciudadanos que estén pensando en votar a Ibarra que su plataforma son 194 muertos y su proyecto político es la corrupción y la muerte joven evitable”.

Por otra parte, criticaron a los músicos de Callejeros que “siguen lucrando con la fama obtenida después de la masacre, sin haber asumido nunca su responsabilidad”. Este martes, en InfobaeTV, el baterista de Callejeros dijo: “Entendemos el dolor de las pérdidas, pero la banda es inocente”.

El documento también señala el “funcionamiento perverso del Estado y los empresarios que enceguecidos por acumular poder político y ganancias toman decisiones que ponen en peligro la vida del pueblo”.

Respecto de la situación de los sobrevivientes, denunciaron que “muchos de ellos han sido ninguneados, demonizados o estigmatizados por haber estado en Cromañón y parte de la sociedad los señala como drogadictos y vagos, lo que se tradujo en dificultades concretas para conseguir empleo o acceder a los servicios de salud”.

El homenaje culminó cerca de la medianoche del martes, en el santuario creado frente al local donde funcionó el boliche, en donde además se construyó un paseo peatonal con imágenes alusivas a la tragedia. Allí se leyeron los nombres de los 194 jóvenes que perdieron la vida y se realizó una suelta de globos, mientras muchos familiares y sobrevivientes se quebraban en llanto.

Dejá tu opinión

comentarios