carlos-mayor_0

noviembre 4, 2014 8:59 am

Era la crónica de un final anunciado. El cliché de Carlos Mayor como entrenador de Godoy Cruz llegó a su fin en la fecha 14. La continuidad de los malos resultados, los contantes desacoples y la fragilidad defensiva que convierte al Tomba en uno de los equipos más goleados del torneo hicieron que el “modelo transición” sea un completo fracaso en tiempo y forma.

Seis derrotas y 30 goles en contra fueron demasiado. La gota que rebalsó el vaso fue la derrota 3 a 1 ante Belgrano, en el Malvinas. Claro está, la solución más fácil es correr al técnico; en su lugar y de forma interina asumirá Daniel Gato Oldrá, hombre de la casa y con experiencia en estos casos.

Pero este alejamiento de Mayor siguió a un error en la planificación, en el antes mencionado en este espacio “Plan de precios cuidados”, en donde se apostó a la sorpresa y en ningún caso a la experiencia y menos a la jerarquía.

Godoy Cruz regala prestigio fecha tras fecha, y aunque en Buenos Aires señalen que es un equipo audaz, lo cierto es que cada vez juega peor.

Dejá tu opinión

comentarios