Cristi y Mendez

julio 25, 2014 9:01 am

Un duro cruce protagonizaron el presidente de la UIA, Héctor Méndez, y la ministra de Industria, Débora Giorgi, quien descalificó al empresario al afirmar que “entiende el diálogo social como un sistema de intercambio de prebendas” y se preguntó “para quién juega”. La controversia se originó luego de declaraciones del jefe de la central fabril, quien instó al Gobierno a “abrir el juego”, para evitar que toda la responsabilidad de la función recaiga “en una señora o en un jovencito que están luchando solos”, en obvia referencia a la presidenta Cristina Kirchner y el ministro de Economía, Axel Kicillof.
Poco después de las declaraciones radiales de Méndez, Giorgi difundió un comunicado donde dijo que Méndez “entiende al diálogo social como un sistema de intercambio de prebendas, en el cual ganan siempre los incompetentes que fueron funcionales a la desindustrialización del país”. Afirmó que el empresario “se equivoca” en su caracterización de la realidad, dado que “hay una presidenta que, frente a un mundo muy complejo, con objetivos problemas de crecimiento económico en muchas regiones, incentiva las políticas activas para la industria, con planes específicos como Progresar, Procrear, Procreauto, entre otros programas desarrollados”.
“También quedan claras las políticas de desarrollo, con el desafío de ampliar mercados, tal como se pudo comprobar con la firma de acuerdos en la región y con países como China y Rusia, cuyos líderes han visitado recientemente la Argentina”, detalló la funcionaria. Sostuvo que “la Presidenta enfrenta todos los desafíos económicos, también representados por los sectores industriales, con grandeza, inclusión y una profunda vocación por trabajar para el bien de todos los argentinos”. “Quizá todo esto es lo que efectivamente le molesta a Méndez, por lo que habría que preguntarse para quien juega, en definitiva, tanto como preguntarle si recuerda cómo estaban su empresa y el sector al que representa en 2003, y cómo están ahora”, indicó.
Durante la mañana, en declaraciones radiales, Méndez advirtió que la economía está “mal” y alertó que “no solamente las inversiones están paradas, el mercado se asusta y consume menos”. Remarcó que “la angustia es muy grande” y consideró que la batalla legal contra los fondos buitre es un tema “mortificante para el empresario”. “Sin duda; si yo fuera gobierno, hubiese tratado de buscar los compromisos para que los actores sociales me ayuden a buscar una solución”, puntualizó.
Indicó: “tuve una reunión con sectores de la industria plástica. Hicimos un paneo y todos están con caídas importantes, en algunos casos entre un 30 y 40 por ciento”. “Si usted tiene un ministro de Economía concentrado en el tema de la deuda y holdouts con los plazos que se agotan en pocos días, yo no creo que alegremente se puede decir que es lo mismo el
default que el no default”, afirmó. Sostuvo que “hoy no hay despidos en la industria, pero ya no hay horas extras ni nada más. Estamos al límite de las suspensiones”.

Dejá tu opinión

comentarios