PORTADA

julio 22, 2016 10:52 am

Dicen que el nombre de una persona define más tarde su personalidad. Que la musicalidad que dicho nombre tiene junto al apellido provoca reacciones diversas, pero siempre movilizantes. Eso por el lado de las personas…

Porque a la hora de tener un negocio, muchos propietarios buscan otra cosa, alejada del glamour, del respeto o la seriedad. Y aparecen los chistes, las bromas en el barrio, y demás.

¿Pero qué pasa cuando el negocio es de otro país, con un idioma distinto? ¿O de una sociedad distinta de la nuestra? ¿Los nombres que aparecen ahí son casualidades, o una triste y macabra jugarreta del destino?

Te invitamos a visitar virtualmente una serie de negocios cuyos nombres son dignos de foto:

 

Berga - España

Berga, Barcelona. ¿El aroma se sentirá a muchos kilómetros a la redonda?

 

Bilbao - España

Algo así como “Bienvenido, pero váyase ya mismo de aquí. Y ni se le ocurra volver”.

 

Córdoba - España

Córdoba, España. Aquí directamente te obligan a comer lo que hay en el plato.

 

Filipinas

Manila, Filipinas. Nadie puede decir nada del resultado final: ya estabas advertido.

 

Girona - España

Girona, España. Existe la opción de hacerla antes o después de comer.

 

Israel

Tel Aviv, Israel. “Hoteles Fattal, para pasarla realmente mal. Habitaciones sin baño”.

 

Iznajar - Córdoba - España

Iznajar, Córdoba, España. Sin palabras.

 

Japón II

Tokio, Japón. El lugar más caro para comer. Preferible vestirlo.

 

Japón

Tokio, Japón. “Si su producto no funciona, lo sentimos: usted ya estaba avisado”.

 

Manizales - Colombia

Manizales, Colombia. “Ardemos de ganas de que nos elijas”.

 

París - Francia

París, Francia. “Siempre contigo, desde tu nacimiento”.

 

París Chino - Francia

París, Francia. “La sonrisa de nuestros clientes es nuestra mayor garantía”.

 

Polonia

Varsovia, Polonia. “Si usted se cansa, pruebe con la otra”.

 

Rumania

Bucarest, Rumania. “Entre si es macho”.

 

Salamanca - España

Salamanca, España. “Tu producto nos pertenece”.

 

Santa Pola - Alicante

Santa Pola, Alicante, España. “Uno es dueño de sus propias cosas”.

 

Tokio - Japón

Tokio, Japón. “¿Le gustó nuestro café? Ni pregunte de dónde viene”.

Dejá tu opinión

comentarios