MARCAS TWITTER

septiembre 3, 2016 11:13 am

Los famosos tienen millones de seguidores. Esto vale para Facebook, Instagram, Twitter o lo que sea. Y a esa altura, entran en la categoría de “influencers”, personas que con sus actitudes modifican el poder de compra de sus fanáticos. Por eso, muchos de ellos aparecen en sus cuentas nombrando cualquier cosa: cremas, vitaminas, gaseosas, teléfonos… Y eso, naturalmente, se paga. Y muy fuerte.

Los montos varían según el rango de popularidad del famoso en cuestión. Y para medir la popularidad no necesariamente entran en juego sus logros profesionales, premios o trayectoria profesional, sino, básicamente, la cantidad de groupies virtuales que tengan.

CHIVO 01

El capital que esté dispuesto a invertir la marca es otro de los factores fundamentales para calcular los ingresos de los influencers. El té para adelgazar Fit Tea es una de las marcas que más dispuesta se muestra en invertir en este tipo de publicidad. Al menos eso indican la gran cantidad de fotos que hay de celebridades con este producto.

Los influencers que tienen entre 3 y 7 millones de seguidores llegan a cobrar unos 75.000 dólares por publicar una foto suya con el producto en Snapchat o Instagram. En el caso de Twitter, el monto se reduce a 30.000. Y si hablamos de YouTube, entonces la compañía tendrá que contemplar desembolsar unos 187.500 dólares, según publicó The New York Times.

CHIVO 02

Teniendo en cuenta que Kim Kardashian tiene casi 81, 5 millones de seguidores en Instagram, no cuesta mucho imaginar por qué es tan amiga de posar con diferentes tipos de productos.

Pero no hace falta ser tan famoso como ella para hacer dinero en las redes sociales. Los de menor rango también pueden hacer un buen dinero.

Las personalidades del mundo del espectáculo o digital que tienen entre 50.000 y 500.000 seguidores cobran unos 1.000 dólares por hacer publicidad en Instagram o Snapchat, 400 dólares por un tuit y 2.500 dólares por un clip en YouTube.

Todas sumas bastante atractivas, y que están muy por arriba de cualquier salario promedio. Queda claro el interés de varios por convertirse en influencers, las nuevas celebridades del mundo virtual (y del real también).

Dejá tu opinión

comentarios