ataque terrorista

julio 17, 2015 7:12 am

Un ataque a dos edificios militares en Chattanooga, en el Estado de Tennessee, en el que murieron cuatro infantes de marina, llevó a Estados Unidos a elevar el nivel de alerta en todas las instalaciones federales.

El atentado, obra de un solo atacante fuertemente armado, identificado como Mohammad Youssef Abdulazeez, de nacionalidad jordana y estadounidense, se produjo a un día del final de la celebración del Ramadán, momento para el que las autoridades ya estaban tomando medidas de precaución, temerosas de alguna acción de algún “lobo solitario” inspirada por el Estado Islámico.

De momento se desconoce si Abdulazeez, de 24 años, muerto en un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad tras el asesinato de los cuatro militares, estaba inspirado por la propaganda del Estado Islámico. De todos modos, el fiscal general de Tennessee afirmó de entrada que se estaba investigando el caso como “terrorismo doméstico”, descartando que el doble ataque hubiera sido fruto de una conexión internacional.

Abdulazeez había nacido en Kuwait y pronto emigró a EE.UU. con su familia, de origen jordano. Desde pequeño residía en el área de Chattanooga, donde vivía con sus hermanos y padres.

El doble ataque se produjo en Chattanooga, población al sur de Tennessee, junto a la frontera con Georgia. El primer tiroteo se produjo cuando el joven disparó desde su automóvil descapotable contra las puertas y la fachada acristaladas de un centro de reclutamiento de las Fuerzas Armadas, en un espacio comercial. La veintena de disparos provocaron heridas al menos a uno de civiles que recibían información para reclutarse, pero no hubo muertos.

De allí el agresor condujo hasta un centro de reserva llevado conjuntamente por la Armada y por la Infantería de Marina, en la Ammicola Highway, donde llegó casi media hora después. Allí volvió a abrir fuego y mató a cuatro infantes. El atacante fue confrontado y resultó muerto.

En la primera comunicación oficial de lo ocurrido, el jefe de Policía de Chattanooga afirmó que los marines habían sido atacados de forma “brutal y descarada”, e indicó que el atacante llevaba “numerosas armas” para cometer su doble atentado. El atacante no tenía ninguna relación con las Fuerzas Armadas.

 

Dejá tu opinión

comentarios