super ratron

septiembre 29, 2014 1:37 pm

En el video revelado por científicos de la escuela Politécnica Federal de Lausana (Suiza), una rata parapléjica está parada sobre sus patas traseras, la sostiene un arnés adosado al cuerpo y camina graciosamente sin tropezarse. Luego, sube un escalón tras otro como si su médula espinal no estuviera dividida en dos partes incomunicadas entre sí. Durante los 25 minutos que tardó el experimento, el animal logró dar mil pasos.

El éxito conseguido con esta parte del proyecto europeo NeuWalk, ha hecho pensar al grupo de trabajo que es hora de comenzar pruebas en humanos y esperan hacerlo a partir del 2015. El neurocientífico Grégoire Courtine, al frente del proyecto, es moderado en sus expectativas. Un obstáculo es que los fármacos usados en roedores no se han probado en humanos.

Por otra parte, estos son apenas los primeros pasos para entender cómo aprovechar la función residual de la médula espinal que persiste en muchas personas con lesiones graves, pero está lejos de convertirse en la solución con la que sueñan miles de pacientes que han perdido la movilidad.

Dejá tu opinión

comentarios