cuerpos

agosto 19, 2014 6:00 pm

Un número no confirmado de civiles, entre ellos muchos niños, murieron este pasado lunes por un presunto fuego de artillería de los separatistas pro-rusos cuando trataban de escapar de la ciudad de Lugansk, en el este de Ucrania, denunció el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa de Ucrania (CSND), Andréi Lisenko.

“Son decenas (los muertos). La columna de refugiados fue aniquilada prácticamente en su totalidad. Al parecer, los guerrilleros esperaban el paso de esa columna y de esta manera pudieron atacar con todo”, dijo Lisenko, quien subrayó que entre los fallecidos “hay muchas mujeres y niños”. El portavoz del CSND aseguró que los refugiados fueron atacados a la salida de Lugansk, en una carretera que une esta ciudad con un tramo de la frontera ruso-ucraniana en manos de los separatistas, según el diario digital ‘Ukrainskaya Pravda’.

Los adultos y los niños iban, según Lisenko, por separado en varios camiones militares que llevaban banderas blancas y distintivos para indicar que transportaban a civiles. La fuerza del choque ha sido tal que los ocupantes han fallecido quemados vivos, sin tener la posibilidad de escapar”, apuntó el portavoz militar Anatoly Proshin a un canal de noticias ucraniano.

El portavoz de los sublevados, Konstantín Knírik, rechazó tajantemente las acusaciones de Kiev y las tachó de “burda propaganda”. “Por supuesto que nadie ha disparado contra los refugiados. No hay ninguna prueba documental. Las acusaciones no se sostienen con nada”, aseguró Knírik.

“Las fuerzas ucranianas han bombardeado constantemente la zona con aviones y misiles Grad. Parece que ahora han matado a más civiles, como llevan haciendo en los últimos meses. No tenemos la habilidad para mandar proyectiles Grad a esa zona”, aseguró Andrei Purgin, viceprimer ministro de la autoproclamada República Popular de Donetsk.

Dejá tu opinión

comentarios