Fabrica Villa Maria

mayo 26, 2016 7:00 pm

Las autoridades de la Fábrica Militar  de Pólvoras y Explosivos (FMPE) de Villa María denunciaron el robo  de 600 kilos de pólvora de ese establecimiento.

La denuncia fue realizada durante este mes ante la Justicia  Federal y a esa causa se sumó que en las últimas horas se  detectaron destrozos en el alambrado posterior del lugar, justo  donde no hay cámaras ni personal de seguridad.

El primer faltante de pólvora se registró el 3 de mayo pasado y  corresponde a 15 bolsas de unos 20 kilos cada una, mientras que  por estas horas se sumó la sustracción de una cantidad similar.

El robo fue denunciado en ambos casos ante la fiscal federal  María Marta Schianni y las presentaciones las realizó Miguel  Toselli, director de la fábrica.

La pólvora a granel faltante es la que se usa para llenar  municiones y más allá de la cantidad, aún no se realizó una  estimación económica del robo.

La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), por su parte,   hace tiempo que insiste en que en los depósitos hay cantidades  importantes de pólvora acumulada y que las autoridades no realizan  acciones para venderla.

Por la acumulación de stock, incluso, hubo un freno a la  producción. El gremio planteó también que las medidas de seguridad en la  fábrica son precarias al remarcar que sólo hay guardia en el  ingreso principal, mientras que en sendos robos la salida de la  pólvora se produjo por la parte de atrás del predio.

En marzo pasado, el Ministerio de Defensa había denunciado irregularidades en la fábrica de armas de Fray Luis Beltrán, en  Santa Fe: las autoridades sospechaban que existía un “circuito  paralelo” de venta de municiones e insumos del establecimiento.

Fue así que una auditoría detectó que parte de los fulminantes  que figuraban como faltantes aparecieron en Villa María, al tiempo  que en ese predio cordobés también aparecieron 24.000 kilos de  pólvora que no estaban en Fray Luis Beltrán.

Lo que se comprobó es que esos insumos figuraban en Villa María  en “remitos de orden interno que violan la normativa de la AFIP”,  por lo que se sospecha es que esas triangulaciones entre las  dependencias de Fabricaciones Militares se escondía un circuito  paralelo de comercialización.

Dejá tu opinión

comentarios