penitenciario-armas

noviembre 7, 2016 10:44 am

Un hombre de 39 años, que trabaja de Penitenciario en el penal de Almafuerte, fue detenido durante la noche del domingo luego de que sus vecinos denunciaran que el hombre estaba completamente borracho, y lanzando disparos al aire. Ocurrió en Guaymallén, en la manzana E del barrio Santa María, donde vive el agente.

Fue a eso de las 22:30 que entró un llamado al 911. Por las características del caso, se dudaba mucho que hubiera respuesta por parte de las autoridades, pero la sorpresa dio lugar a lo concreto: llegó un móvil policial, con la certera intención de detener al agresor.

Resultó ser un agente penitenciario en total estado de ebriedad, que junto a un amigo disparaban al aire, con el enorme riesgo de recibir de vuelta alguna bala perdida. Al revisar su casa, los policías encontraron el siguiente armamento:

-Una escopeta 12/70
-Una pistola calibre 40, con cargador y tres cartuchos.
-Un revólver calibre 22
-8 vainas servidas, calibre 9 mm
-Un cargador de pistola calibre 9mm
-130 vainas servidas de distintos calibres
-200 proyectiles 9 mm,
-y dos cargadores FAL calibre 7.62

Las primeras actuaciones quedaron a cargo de la comisaría 58°.

Dejá tu opinión

comentarios