bullying

septiembre 5, 2016 8:00 pm

En nuestra provincia poco más del 30% de los alumnos sufrió o sufre alguna forma de discriminación en el ámbito escolar. El dato estadístico fue revelado por la ONG especializada Bullying Sin Fronteras. Además, de acuerdo al mismo relevamiento, nueve de cada diez estudiantes consultados definen al acoso escolar como un problema generalizado.

El odio en el aula

El estudio en cuestión hizo foco en los casos de discriminación en las escuelas y precisó que “más del 30% de los alumnos de escuelas argentinas padeció alguna forma de discriminación, por sus creencias religiosas, por su orientación sexual, por su nacionalidad, por su desempeño escolar o por alguna particularidad física o estética”.

Al respecto, el abogado Javier Miglino, titular de la organización, reveló a la prensa más datos del estudio, que incluyó a 19 países de América latina.

Bullying Sin Fronteras lanzó a través de sus cuentas de Twitter, Facebook, correo electrónico y SMS una encuesta que fue respondida por muchos escolares de la provincia.

Entre las preguntas que animaban el sondeo figuraban: “¿Sabés que es el bullying o acoso escolar?, ¿has notado que en tu colegio, comunidad o ciudad, el bullying está presente, como práctica de acoso en la escuela? ¿Este tipo de acoso llamado específicamente acoso escolar o bullying consiste para vos en un uso deliberado de la fuerza, tanto como amenaza como agresión de modo tal que pueda causar lesiones, trastornos de aprendizaje o incluso daños graves o hasta la muerte? ¿Has sufrido acoso escolar o bullying a lo largo de tu vida escolar, tanto en Nivel Primario como en Nivel Secundario?”.

En torno a un reciente caso ocurrido en Río Negro, donde alumnos secundarios ingresaron a un boliche de Bariloche con brazaletes nazis, el abogado precisó que “el primer camino para erradicar de las escuelas de América latina este tipo de violencia es mejorar el conocimiento público sobre los efectos dañinos de la discriminación, y dotar a los maestros, padres, niños y niñas de las habilidades necesarias para identificar los riesgos y denunciar los incidentes”.
Sobre los desafíos a cumplir al corto plazo, el especialista dijo: “Lo que tenemos que plantearnos como objetivo primario es ofrecer a las víctimas un ámbito de atención y protección”, dijo Miglino.

Asimismo, el estudio presenta conclusiones importantes. “Un tercio de los encuestados piensa que el bullying es algo normal, y que por ello no informó a nadie sobre su problema. La mayor parte de aquellos jóvenes que manifestaron ser víctimas de bullying dijeron haberlo sido por su apariencia física.

El bullying se atribuyó también a la orientación sexual, la creencia religiosa, el género y la nacionalidad”, puntualizó Miglino. También surgió de las encuestas que “el 25% de los encuestados dijo no saber con quién puede hablar sobre su problema”.

Escalada antisemita en redes sociales

La noticia de estudiantes del colegio de la Sociedad Escolar y Deportiva Alemana de Lanús, quienes con brazaletes, esvásticas y bigotes ‘hitlerianos’ provocaron y discriminaron a egresados de la escuela judía ORT en una disco de Bariloche, dio paso a una fuerte escalada de expresiones antisemitas en las redes sociales.

El incidente tuvo lugar el martes pasado en la disco Cerebro, del grupo Alliance, donde el personal de seguridad apenas advirtió que los chicos llevaban brazaletes con esvásticas y proferían expresiones antisemitas, resolvió expulsarlos del local, ubicado en la avenida Costanera de la ciudad de Bariloche.

En función de un código de convivencia y reglas de admisión y permanencia, que los estudiantes conocen antes de asistir, las autoridades de la empresa resolvieron prohibirles el ingreso a todas las discotecas por la semana que les queda en Bariloche.

Empieza en Facebook, termina en la escuela

Otro de los datos a destacar del estudio realizado por Bullying Sin Fronteras, está relacionado al origen de las peleas y acosos.

Al parecer, muchas de los episodios que terminan en violencia, arrancan fuera del colegio, a través de Facebook y luego se trasladan al aula.

Ciber-bullying kids

Especialistas en psicología infantil consultados por El Ciudadano, aclaran que el “ciberbullying” o “ciberacoso” se entiende como el uso y difusión de información, real o ficticia, con intención de hacer daño o difamar a través de Internet.

“Esta forma de acoso se realiza a través de medios digitales como el correo electrónico, los sms, los chats, redes sociales o cualquier otra plataforma electrónica de difusión de contenidos.El niño víctima suele recibir mensajes ofensivos con un lenguaje agresivo o amenazas. También se le expone a la difusión de rumores,y hasta informaciones falsas de carácter cruel para dañar su imagen. Incluso en ocasiones, roban su contraseña en medios digitales para suplantar su identidad y enemistarle con sus amistades”, dijo Alba Carballo.

Pero el problema no termina en la computadora. Por lo general, según comentaron maestros entrevistados, “cada dos por tres, los chicos empiezan a gastarse por lo que puso uno u otro en Facebook. Encima muchos chicos tienen celular y eso hace que la agresión sea instantánea y en tiempo real. Yo, particularmente, no les dejo usar dispositivos electrónicos pero la verdad es que es muy difícil de controlar”, dijo la maestra de octavo Claudia.

Por Orlando Tirapu – Diario El Ciudadano

Dejá tu opinión

comentarios