arenas

octubre 29, 2016 8:45 am

Trinidad Rojas Campos, de 80 años, fue distinguida en un emotivo acto realizado en la Legislatura provincial. La mujer es estudiante de la escuela primaria, y fue reconocida por “transmitir su deseo de superación, siendo ejemplo de compromiso y perseverancia con la formación y el estudio”.

El homenaje, promovido por una resolución del senador provincial Gustavo Arenas (FPV-PJ), que fue votada por todos los bloques de la Cámara Alta, fue más que merecido, ya que se trata de una sacrificada abuela que cursa sus estudios primarios en el Centro de Educación Básica de Jóvenes y Adultos (CEBJA) Nº 3-207 Dra. Julieta Lanteri, de Belgrano, Guaymallén, luego de trabajar en el campo, criar a sus tres hijos y verlos recibirse como profesionales, sin tener ella la oportunidad de asistir al colegio.

Es que “Trini”, como todos la conocen, después de vivir la satisfacción de que sus hijos se graduaran ­­–Nilda y María Rosa son médicas, y Sabino es contador–, a los 79 años decidió cumplir un anhelo largamente postergado y empezó a cursar los estudios básicos bajo la premisa de que “nunca es tarde, si uno se lo propone” y porque “es muy triste no saber leer bien cuando uno ya es grande”. Hasta entonces, las nociones de conocimiento que ella tenía las había adquirido –además de por su experiencia– junto con sus hijos, al acompañarlos empeñosamente en toda la etapa educativa.

El esfuerzo y la perseverancia fueron los valores más resaltados de Trinidad en el acto, promovido mediante la resolución Nº 231 del Senado, en un Salón de los Pasos Perdidos en donde también brindaron un justo marco los alumnos de sexto grado de la escuela Dionisio Chaca, de Tupungato, quienes visitaban la Legislatura, además de contar con las presencias de los tres hijos, los tres nietos y la profesora de la ilustre homenajeada.

Dejá tu opinión

comentarios