heroes

agosto 23, 2015 9:53 pm

El presidente de Francia, François Hollande, se comunicó personalmente por teléfono con los pasajeros que redujeron al atacante del tren Ámsterdam-París, para agradecerles su intervención en la que detuvieron al “presunto” terrorista.

“El presidente de la República ha conversado esta mañana de domingo por teléfono con los ciudadanos estadounidenses y un francés que ayudaron a reducir al autor del ataque del tren Ámsterdam-París”, informó la oficina de prensa del Elíseo en un comunicado. Ha agradecido “el coraje excepcional y la eficacia que ha permitido evitar una tragedia”. Los tres ciudadanos serán recibidos en el Palacio del Elíseo “para expresar la gratitud de Francia”.

Estos héroes no son anónimos, tienen nombre y apellido y han contado sus experiencias a la prensa. Se trata de los estadounidenses Alek Skarlatos y Spencer Stone, y el francés Jean-Hughes Anglade.

Skarlatos y Stone, dos soldados estadounidenses que estaban de vacaciones en Europa se vieron involucrados en este hecho repentino mientras viajaban despreocupadamente rumbo a París.Así lo relataron:“No me percaté de lo que estaba pasando hasta que vi a un guardia pasar corriendo. Miré hacia atrás y vi a un hombre con una Kalashnikov (AK-47). Mis amigos y yo nos tiramos al suelo, y les dije: ‘Vamos a por él’”, contó Skarlatos a AFP.

Skarlatos, de solo 22 años, es miembro de la Guardia Nacional en Oregón, y había regresado hace poco tiempo de prestar servicio en Afganistán. Una de las primeras cosas que hizo el joven después de solventar la situación, fue llamar a su padre, Emanuel Skarlatos, de 65 años.

“Me dijo que él y su amigo habían derribado a un terrorista en un tren que iba a París. Así, sin más, como si no fuese gran cosa”, contó el padre a “Oregón Live”. “Yo le dije: ¿Qué?”. “Me dijo que no pensó, solo reaccionó, y que pensó que era ‘él o ellos’. Temo por mi hijo ahora mismo. Tuvo muchas agallas para hacer eso, y estoy agradecido de que esté vivo”, ha confesado su padre.

Spencer Stone ha sido otro de los héroes del tren. Viajaba con Skarlatos cuando vieron al sospechoso con el arma. Es miembro de las Fuerza Aérea Estadounidense y nacido en Sacramento, California.

Según contó Skarlatos, Stone fue el primero que se enfrentó al agresor. Le tomó por el cuello e intentó retenerle, pero en ese momento, el marroquí de 26 años sacó un cuchillo y le agredió con él. Como resultado, el marroquí le hizo una fuerte herida en el dedo pulgar. “Casi se lo quita”, contó otro de los testigos. También resultó con heridas en el cuello. De momento está en el hospital recuperándose de las heridas.

Otro se los héroes ha sido el actor francés, que también ha resultado herido. Jean-Hugues Anglade que rompió uno de los cristales del vagón para dar la voz de alarma al personal de seguridad ferroviario.

Anglade, de 60 años, y nacido en Thouars, Francia, es conocido por su papel de Marco, novio de Nikita en el filme “Nikita” de Luc Besson.

Anglade, que como consecuencia de su actuación ha resultado con algunas heridas, se ha quejado en la revista “Paris Match” de la mala actuación del personal ferroviario ante la llamada de auxilio. Según el actor, el personal de cabina solo huyó del agresor y no hicieron nada para proteger a los pasajero, razón por la que el actor decidió actuar. “Yo pensé que era el fin, que el tirador iba a matarnos. Estábamos presos en el tren y era imposible escapar de esa pesadilla. Era una trampa”, relató.

“Estábamos buscando una manera de salir de todo eso, una forma de escapar, sobrevivir. Rompí la ventana para tirar de la palanca de alarma y detener el Thalys. El cristal mellado me arañó el dedo hasta los huesos, y la máquina se ralentizó. Pero todavía estábamos atrapados en el interior”, contó el actor, que viajaba en el coche once junto a sus dos hijos y su novia.

Protegió a sus hijos con su cuerpo, hasta que llegó a su lugar Anthony Sadler, amigo de Stone, y les avisó que habían neutralizado al agresor.

Dos ciudadanos más, Anthony Sadler, y un británico, Chris Norman, también han sido reconocidos por su labor durante el momento de crisis, y su valentía.

 

Dejá tu opinión

comentarios