santiago

septiembre 2, 2015 11:00 am

Dos adolescentes de 16 y 17 años fueron detenidos luego de que su hermana de 14 confesara en cámara Gesell que éstos la sometían sexualmente desde hace aproximadamente un año.

El aberrante hecho salió a la luz cuando la víctima le contara a su maestra, en medio de una crisis de nervios, que “estaba cansada de ser violada”.

Ante el estremecedor relato de la adolescente, la educadora puso esto en conocimiento de las autoridades del establecimiento de La Banda, el aglomerado urbano más poblado de la provincia de Santiago del Estero, quienes citaron a los padres de la víctima para informales de lo que sucedía.

Cuando los progenitores escucharon lo que la menor le había contado a la docente, éstos negaron terminantemente los hechos.

Pese a ello, la Unidad de Abusos Sexuales concretó una serie de averiguaciones y el martes se realizó la cámara Gesell de la menor y allí ésta ratificó lo que había denunciado la docente.

Con los dichos de la víctima, el informe del médico forense y otros datos extraídos de un informe socioambiental llevado a cabo desde la fiscalía, la doctora Falcione ordenó que se detuviera de inmediato a los dos adolescentes de 16 y 17 años, luego de que su hermana de 14 confesara en cámara Gesell que éstos la ultrajaban sexualmente desde hace aproximadamente un año.

El padre de la menor fue citado por la fiscalía y una vez interiorizado de la situación, éste radicó la denuncia en contra de sus propios hijos, quienes, según indican las pruebas, aprovechaban que la menor quedaba sola para ultrajarla.

Según se supo, dice hoy elliberal.com.ar, en los próximos días la fiscal solicitará que los adolescentes sean entrevistados por psicólogos del Ministerio Público.

Dejá tu opinión

comentarios