ecuador1

octubre 6, 2016 7:00 pm

La novena fecha de las eliminatorias sudamericanas comenzó con el duelo que protagonizaron en Quito Ecuador y Chile. Con la obligación de sumar para no comprometer su futuro rumbo al Mundial que organizará Rusia, el bicampeón del continente se vio sorprendido por la agresión que le presentó el dueño de casa.

Desde los primeros movimientos, las sociedades compuestas por Enner y Antonio Valencia exigieron a Claudio Bravo hasta que se cumplió el minuto 19. Los hombres que se destacan en la Premier League quebraron la resistencia de la Roja con una asistencia del delantero del Everton y una definición del atacante del Manchester United.

El golpe dejó sin reacción al conjunto de Juan Antonio Pizzi. La falta de coordinación entre Eugenio Mena y Gonzalo Jara facilitó la tarea de Cristian Ramirez, quien capitalizó un desperfecto intento de Fidel Martínez y amplió la diferencia. En el estadio Olímpico Atahualpa se vivía un monólogo de la Tri.

En el complemento no se modificó la tendencia. En la reanudación del juego las desatenciones chilenas volvieron a colaborar con el circuito ofensivo ecuatoriano. La soledad de Enner Valencia, la descarga para Antonio Valencia y el oportunismo de Felipe Caicedo convirtieron al triunfo en goleada. Más de 40.000 personas celebraron el regreso a la victoria.

Los desesperados arrebatos individuales de Alexis Sánchez no fueron suficientes para el descuento. La Roja no logró establecer su propuesta y la razón fue el extraordinario planteo que dispuso Quinteros. Con la velocidad de sus delanteros, el argentino nacionalizado boliviano le devolvió las esperanzas a Ecuador, que sueña con su cuarta participación en una Copa del Mundo. La Tri estuvo a la altura.

Dejá tu opinión

comentarios