DIODADO CABELLO 2

diciembre 16, 2015 4:00 pm

En su última sesión parlamentaria, el presidente saliente de la Asamblea Nacional (AN) de Venezuela, Diosdado Cabello, mano derecha del presidente Nicolás Maduro y número dos del oficialismo impulsó la próxima designación de trece magistrados del Tribunal Supremo de Justicia que les harán la vida más difícil a los legisladores de la oposición, que deben tomar posesión de sus cargos el próximo 5 de enero tras su contundente victoria en las recientes elecciones legislativas.

Con el mismo fin, Diosdado Cabello tomó juramento a la juez Susana Barreiros como “Defensora del Pueblo”, la misma que sentenció al líder opositor Leopoldo López a 14 años de prisión en un proceso plagado de irregularidades. Este nombramiento tocó la fibra más sensible a los diputados de la oposición, que salieron del hemiciclo en muestra de protesta.

Por primera vez en diecisiete años el poder legislativo estará dominado, a partir del 5 de enero, por la oposición, que copará dos tercios de los escaños, lo que le llevará a nominar la denominada mayoría cualificada.

Está claro que el Gobierno de Nicolás Maduro, presidente hasta 2019 si la mayoría opositora no logra desalojarle del poder mediante un referéndum recusatorio, busca reducir el poder de la oposición en la AN (Asamblea Nacional) a través del Tribunal Supremo de Justicia, que va a torpedear sus planes y proyectos legislativos sin atreverse a disolver la Asamblea por el altísimo coste político que ello conllevaría.

Pero si Maduro decide disolver el Parlamento o si hace aprobar una ley habilitante que le dé plenos poderes, el conflicto entre el Ejecutivo y el Legislativo acabará pasando por el TSJ, la entidad que parece erigirse como una de las grandes protagonistas de las noticias que saldrán de este país en los próximos meses.

 

Dejá tu opinión

comentarios