alemania ataque

julio 25, 2016 5:41 pm

Un joven sirio de 27 años, al que se le había negado su solicitud de asilo en Alemania, murió este domingo haciéndose explotar frente a la sede de un festival de música en la ciudad germana de Ansbach, acto que provocó 12 heridos. El ataque ha sido reivindicado por el grupo terrorista Estado Islámico a través de la agencia de noticias “Amaq”.

A través de una nota, los extremistas han señalado que el objetivo de la “operación” era vengarse por los bombardeos de la coalición internacional contra el autodenominado Califato. El suceso, que tuvo lugar poco después de las 22.00 horas de ese país junto a un bar de vinos, causó que el festival de música que allí se celebraba fuera cancelado. Unas 2.000 personas que asistían al evento fueron evacuadas, al igual que varias viviendas y un hotel situado en las inmediaciones del lugar de la explosión.

Las investigaciones se desarrollan ahora. Según ha informado el ministro del Interior del estado federado de Baviera, Joachim Hermann, el autor del ataque grabó un video donde amenazó con cometer un atentado en nombre del Islam y además se declaró seguidor de Abu Bakr al-Baghdadi, líder de la organización terrorista “Daesh” (Estado Islámico).

Según se ha sabido este mismo lunes, la policía alemana encontró diversos materiales susceptibles de ser utilizados para fabricar bombas en la habitación que el joven sirio ocupaba en el albergue de Ansbach. En una rueda de prensa para exponer los últimos detalles de la investigación, los agentes han explicado que allí han hallado, entre otros, un bidón de gasolina, ácido clorhídrico, pilas, alambres y piedras pequeñas, además de una notebook con imágenes de violencia relacionadas con los terroristas de “Daesh”.

Dejá tu opinión

comentarios