1.1 (carla cabrera)

septiembre 1, 2014 8:52 am

El show que había dado hace un tiempo en el Teatro Independencia de nuestra capital, Kevin Johansen había demostrado esa conexión innata con las personas que se acercan a escucharlo.
El sábado por la noche y ante una multitud, el artista canadiense-argentino se reunió en el escenario con su amigo Liniers, uno de los mejores dibujantes que tiene el país.
Este ‘matrimonio artístico’, junto a la banda The Nada, hizo que el hall del espacio cultural Julio Le Parc fuese una verdadera fiesta.
Johansen entonó sus particulares canciones, esas en las que su imaginación es utilizada al 200%, mientras que su amigo Liniers retrataba lo que escuchaba y lo hacía muy bien.
La capacidad de interpretación del reconocido historietista no le permitió al público (unas 1400 personas) despegar los ojos de la pantalla que mostraba sus dibujos, todo esto acompañado del ritmo de temas como En mi cabeza, Che Donalds o Mc Guevaras, Daisy, My name is peligro, Cumbiera intelectual y el psicodélico Sos tan fashion, entre otros.
La noche transcurría y la voz medio ronca y seria de Johansen, sumada a la desfachatez del ilustrador, generaron un lindo ida y vuelta con los mendocinos, que otra vez les demostraron su afecto.
Sin dudas, el artista disfruta mucho de su profesión, ya que su recital se extendió por casi dos horas haciendo bailar a más de uno.

Diseños a la tribuna
Una de las características del show de Kevin Johansen y Liniers en el Le Parc fue que todos los dibujos que creaba Ricardo Siri (su verdadero nombre) eran desechados o en muchos casos fueron regalados al público.
¿Cómo? Algunos en forma de avión hecho por el propio Kevin y uno en particular entregado por Liniers a un niño que lo “estaba volviendo loco”.

Siguen la gira
Johansen y Liniers no descansan. Después de su magistral noche en Mendoza, armarán las valijas para presentarse este viernes en Santa Fe y el sábado en la ciudad de La Plata./ Jeremías Chacón

Dejá tu opinión

comentarios