inflacion 2

abril 12, 2016 4:50 pm

La economía venezolana parece continuar en una espiral descendente y sin solución a corto plazo. Según las últimas proyecciones del Fondo Monetario Internacional (FMI), la “contracción” del país sudamericano tendrá un índice de caída de un 8% en 2016 y seguirá este curso en 2017 (4,5%) y, se augura una estrepitosa inflación que se disparará un 1.642,8%. Una cifra sin parangón en los últimos años, a excepción del Estado africano de Zimbabue.

“Venezuela seguiría en una profunda recesión en este 2016, en medio de incertidumbre política y el renovado descenso del precio del petróleo que han profundizado los desequilibrios y presiones”, apunta la institución internacional en la última edición de su informe ‘Perspectivas Económicas Mundiales’. En este sentido, el FMI prevé que la tasa de inflación de Venezuela se situará este año en el 481,5%, frente al 121,7% de 2015, y vaticina que el índice se situará en el 1.642,8% el próximo año. “Se proyecta que la tasa de inflación media suba cerca de un 500% este año e incluso más el próximo”, añade el FMI en su informe.

El agravamiento de la situación del país chavista mostrará una tasa de desempleo esperada del 17,4% este año y del 20,7% en 2017.

Junto a Venezuela, otro de los países peor parados en la actualización de previsiones de la institución es Brasil, cuyo PIB retrocederá este año un 3,8%, en línea con la contracción registrada en 2015, lo que supone un empeoramiento de tres décimas en relación a los pronósticos de enero de la institución, mientras que el FMI prevé que la economía brasileña se estanque en 2017. En cuanto a los precios de la nación carioca, las nuevas previsiones del FMI apuntan a una inflación del 8,7% este año y del 6,1% en 2017, después de la subida del 9% de los precios en 2015.

Por su parte, la economía de Ecuador sufrirá este año una contracción del 4,5%, que pasará a ser del 4,3% en 2017, después del estancamiento registrado en 2015, aunque los precios se mantendrán bajo control, con una inflación del 1,6% este año y del 0,2% el siguiente.

En el caso de Argentina, el FMI proyecta una caída del PIB del 1% en 2016, pero espera un crecimiento del 2,8% en 2017, mientras que en el caso de Chile, las previsiones apuntan a un crecimiento del 1,5% en 2016 y del 2,1% en 2017.

Para el conjunto de Sudamérica, las nuevas previsiones del FMI auguran una caída del PIB del 2% en 2016, tras la contracción del 1,4% en 2015, mientras que para 2017 la institución confía en que la región crezca a un ritmo del 0,8%.

 

Dejá tu opinión

comentarios