trump-2

noviembre 9, 2016 7:30 pm

Economistas de distintas vertientes coincidieron hoy en que el triunfo del republicano Donald Trump constituye un factor de “preocupación” para la Argentina por la posibilidad de que Estados Unidos impulse un fuerte proteccionismo y una suba de tasas que encarezca el crédito para el país.

Los especialistas señalaron que la victoria del líder republicano generó incertidumbre en el proceso económico argentino y hasta plantearon la necesidad de que el gobierno de Mauricio Macri intensifique el comercio con otras regiones y países, como China. A continuación, la opinión de distintos especialistas:

Guillermo Nielsen (exsecretario de Finanzas)

“La Argentina la puede pasar mal con Trump. Es un cambio de paradigma y un retroceso en la globalización muy fuertes, es el equivalente al que se vayan todos porque marca el hastío de la gente a la clase política”. “Trump es un hombre que no pertenece a la corporación política, no vivió del Estado y tiene margen total para cambiar cosas fuertes de la política económica estadounidense”.

Orlando Ferreres (Centro de Estudios Económicos)

“Esperamos que suba un poco la tasa de interés y eso hará caer a los bonos. A medida que sube la tasa cae el precio de los commodities. Para la Argentina es un riesgo”. “El proteccionismo podría afectar a los países emergentes. Seguramente a México, donde se estima que el PBI bajará 4% o 5% rápidamente, en uno o dos años. Habrá efectos sobre los países que han tenido muchos beneficios de Estados Unidos”. “Ahora se establece una lucha por el liderazgo mundial. Podemos salir beneficiados, según cómo juguemos. Si estamos más a favor de China vamos a estar mejor”.

Martín Redrado (expresidente del Banco Central).

“Un mundo con Trump presidente de Estados Unidos nos marca más proteccionismo. Se cerrarán puertas en lo financiero y en lo comercial. Todos los países emergentes tendrían un golpe duro”. Sobre las empresas norteamericanas que invierten en la Argentina no habrá modificaciones porque se rigen por “la rentabilidad de los proyectos”.

Miguel Kiguel (exsecretario de Finanzas).

“Me preocupa la visión proteccionista que puede venir con Trump. Con Estados Unidos tenemos hoy muy buen diálogo, y hay que ver ahora si con Trump esto se puede mantener”. “Es malo para nosotros, porque la Argentina tiene muchas posibilidades de crecer hacia afuera. Está todo por verse. Estamos ante un mundo con cambios importantes y Trump es uno de esos cambios”.

Luis Palma Cané (economista de consultora Fimades).

“Va a haber muchísimas menos inversiones en la Argentina que si hubiera ganado Hillary (Clinton). Trump se va a calmar un poco, pero hay que seguirlo de cerca”. “(Trump) es un personaje populista, xenófobo, demagogo y proteccionista. Para la Argentina, en particular, si se da todo este escenario negativo también va a ser muy perjudicial”.

Alejandro Robba (economista de la Gran Makro)

“Si ya era difícil vender limones y carne a los Estados Unidos, ahora va a ser más difícil. Cuando vino Barack Obama en marzo había prometido una cierta apertura a productos argentinos no manufacturados”. “La Argentina y Estados Unidos caminarían sendas alejadas porque mientras el Gobierno de Macri busca tratados de libre comercio, la gestión Trump avanzaría con el proteccionismo”.

Arnaldo Bocco (Economista y exdirector del Banco Central).

“Trump va a inducir un aumento de la tasa de interés en los próximos 12 meses y los flujos de capital van a ir en otro sentido”. “Hay que ver si está dispuesto a transitar el escenario de enorme conflictividad que planteó con relación a la reestructuración de la economía americana y complementariedad con el resto del mundo”. “Estados Unidos se lanzará a recuperar la industria que perdió y eso implica cambios muy importantes. Con el proteccionismo estadounidense muchas empresas que tenían pensado invertir en la Argentina irán a Estados Unidos”.

Paula Español (exsubsecretaria de Comercio Exterior)

“Se espera una era más proteccionista, por lo cual en este momento la política de inserción a través del acercamiento a la Unión Europea y a Estados Unidos con futuros acuerdos de libre comercio se cruza con el programa de Trump, que quiere proteger su empleo e industria”. “La lluvia de dólares financiera fue muy importante, pero el nivel de inversión extranjera directa de los primeros siete meses fue igual al de los últimos cinco años. La inversión llega cuando hay expectativa de ventas para el sector privado en el mercado interno o externo”.

Dejá tu opinión

comentarios