corleone

agosto 12, 2016 10:55 pm

El “legendario” pueblo de Corleone vuelve a las andadas: El Gobierno italiano se ve obligado a disolver su ayuntamiento (municipio), por infiltraciones mafiosas. Muchos sostienen que hubo un tiempo en que desde Corleone se gestionaba prácticamente el crimen organizado de casi todo el planeta. Este pueblo de poco más de 11.000 habitantes, situado a 57 kilómetros de Palermo, la capital siciliana, ha sido cuna de los más importantes jefes de la mafia, entre ellos Totó Riina y Bernardo Provenzano, que murió el pasado mes de julio con 83 años.

El sanguinario Riina, apodado la Bestia, se encuentra en prisión condenado a cadena perpetua por haber asesinado a 40 personas y ordenar la muerte de más de 100, entre ellos los famosos jueces antimafia Giovanni Falcone y Paolo Borselino, en 1992. A partir de esta fecha, el Estado y diversas asociaciones combatieron con mayor ahínco la mafia, llegando incluso a confiscar diversos territorios y propiedades, a pesar de las intimidaciones mafiosas. Con el paso del tiempo, se creyó también que en Corleone se estaba produciendo una cierta regeneración, como destaca el diputado Giuseppe Lumia (Partido Democrático), miembro de la Comisión Antimafia: “Después de los asesinatos de Falcone y Borselino, el pueblo de Corleone hizo un camino de real liberación de la cultura mafiosa, de crecimiento social, civil y económico. Ha habido momentos en que la opinión pública ha aplaudido a Corleone. La presencia de tres Presidentes de la República en ese pueblo es un testimonio real y significativo”.

Sin embargo, ahora, para sorpresa de la opinión pública italiana, Lea Savona, alcaldesa elegida al frente de una lista de centro derecha, se ve obligada a hacer las maletas: El Consejo de ministros, a propuesta del ministro del Interior, Angelino Alfano, ha disuelto el ayuntamiento por infiltraciones mafiosas. Diversas investigaciones han demostrado irregularidades en el comportamiento de personas relacionadas con el ayuntamiento que favorecieron a la mafia y, sobre todo, se resalta la vinculación del hermano de la alcaldesa, Giovanni Savona, con un grupo mafioso. Lo llamativo es que nunca antes, a pesar de que Corleone estuvo siempre ligado a la “Cosa Nostra”, su ayuntamiento había sido disuelto. Se comprende así que la decisión ha constituido un durísimo golpe al pueblo.

Este y otros casos que se han dado demuestran que los movimientos contra la mafia están perdiendo su impulso original, un hecho que reconoce la diputada Rosy Bindi (PD) jefa de la comisión parlamentaria antimafia: “La mafia ha cambiado, cada vez se orienta más hacia los negocios, es menos violenta y visible; mata menos, para ganar más”.

En definitiva, los hechos, como los de Corleone, están demostrando que hoy la mafia no combate con las armas y con asesinatos, sino mediante la infiltración para seguir haciendo sus negocios.

Dejá tu opinión

comentarios