Jubilado supermercado

junio 13, 2016 10:25 am

El Gobierno promulgó hoy la ley  que establece el reintegro del 15% del IVA a jubilados y  beneficiarios de planes sociales, por compras con tarjeta de  débito.

Así quedó establecido a partir de la publicación de esa ley en  el Boletín Oficial, con las firmas del presidente Mauricio Macri,  del jefe de Gabinete, Marcos Peña y del ministro de Hacienda y  Finanzas, Alfonso de Prat Gay.      La iniciativa había sido aprobada en forma unánime por el  Senado el miércoles último.

“Establécese un régimen de reintegro de una proporción del  impuesto al valor agregado contenido en el monto de las  operaciones que, en carácter de consumidores finales, se abonen  por las compras de bienes muebles realizadas tanto en comercios  dedicados a la venta minorista como en comercios dedicados a la  venta mayorista que facturen a consumidores finales”, según el  primer artículo de la ley.

Ese texto oficial aclaró que las compras deberán hacerse  “mediante la utilización de transferencias bancarias cursadas por  tarjetas de débito que emitan las entidades habilitadas para la  acreditación de beneficios laborales, asistenciales o de la  seguridad social, incluyendo a las tarjetas prepagas no bancarias  o sus equivalentes”.

Están alcanzados por el régimen de reintegro todos los  pagos que correspondan a operaciones realizadas en el territorio  nacional, y cuyo débito se realice en cuentas abiertas en  sucursales o  casas centrales de entidades financieras  comprendidas en la ley 21.526 y sus modificaciones, radicadas en  el país o a través de tarjetas prepagas no bancarias, o sus  equivalentes.

La ley también dispone que la magnitud del reintegro “no podrá  ser inferior al 15% del monto de las operaciones, en tanto no  supere el monto máximo que establezca el Poder Ejecutivo Nacional  en función al costo de la canasta básica de alimentos”.

En ese sentido, aclaró que “hasta tanto el Instituto Nacional  de Estadística y Censos (INDEC), no publique la canasta básica de  alimentos, el monto máximo al que se alude en el párrafo anterior  será de 300 pesos por mes y por beneficiario”.

“Dicho monto máximo deberá ser modificado por el Poder  Ejecutivo Nacional, en función a la variación de la canasta  básica de alimentos, en julio y enero de cada año, a partir  de enero de 2017”, añadió.

Según lo aprobado por el Congreso, serán beneficiarios del  régimen:  

— Jubilaciones y pensiones por fallecimiento en una suma mensual  que no exceda el haber mínimo garantizado a que se refiere el  artículo 125 de la ley 24.241 y sus modificatorias.

— La asignación universal por hijo para protección social.

— La asignación por embarazo para protección social.

–Pensiones no contributivas nacionales en una suma mensual que  no exceda del haber mínimo garantizado a que se refiere el  artículo 125 de la ley 24.241 y sus modificatorias.

Dejá tu opinión

comentarios