Alan-Pichot

noviembre 4, 2015 9:09 am

Son muchos los que creen que la tercera suele ser la vencida. Es que el juvenil argentino Alan Pichot, tras su excelente labor en el 6° Campeonato Iberoamericano de ajedrez de Bilbao (entre 93 participantes compartió el puesto de escolta, invicto, con 7 puntos en nueve ruedas y a medio punto del líder), logró su 3ª y definitiva norma de gran maestro, tras igualar en la última jornada con el cubano Lázaro Bruzón, N°90 del mundo, y ganador de la prueba. De esta manera Pichot se convirtió en el gran maestro N°32 en el historial de la Argentina, y además sostuvo el record: el que a más temprana edad lo obtuvo. La hazaña la alcanzó a los 17 años, 2 meses y 21 días superando la marca en poder del zarateño Federico Pérez Ponsa, con 17 años, 9 meses y 10 días. En la próxima sesión del 87° Congreso de la FIDE, en Bakú 2016, le será homologado el ansiado título.

“Conquistar la norma, la definitiva que me da el título de gran maestro me pone muy feliz; me gustaría compartir este momento con mi familia porque son ellos los que siempre me apoyan y permanentemente siento que están a mi lado” dijo Alan tras la ceremonia de premiación, en la que ocupó el 5° lugar después de compartir el puesto de escolta con Granda (de Perú), Bachmann (Paraguay) y Del Río (España). Sobre lo sucedido con su anterior 3ª norma, la que fue rechazada por la FIDE, el joven hincha de Boca y socio del Club Torre Blanca dijo: “prefiero no hablar de lo que pasó; mejor olvidarlo, pisarlo”.

Es que antes Pichot había cumplido con los requisitos del título -las tres normas o performance como exige la reglamentación- con sus actuaciones en los torneos: Magistral Aloas 2014, Torneo Continental (Montevideo, en mayo de 2015) y 6ª Copa Latinoamericana (Vicente López, marzo 2015), pero en este último certamen una cadena de errores por el accionar negligente (del Rating Officer, el árbitro y el propio jugador, en menor medida) provocó que se elevara erróneamente la solicitud del pedido del título de gran maestro, la que fue rechazada por la Federación Internacional (FIDE) en el Congreso de Abu Dhabi, en septiembre último. El detalle de lo sucedido en este enlace en el Blog Diarios de Ajedrez.

Y ahora, mientras la federación argentina (FADA) definía su estrategia para comenzar el reclamo ante la FIDE, el juvenil Pichot se despachó con una soberbia labor con la que puso fin a tanta incertidumbre. El árbitro del torneo, el internacional Alvaro Reinaldo, oriundo de Galicia confirmó lo sucedido. “Efectivamente el jugador Pichot necesitaba como mínimo lograr un empate para que su labor fuera norma de gran maestro, y lo ha logrado. ¿Cómo continua esto?, bueno en lo personal, me manejaré como lo hago siempre, le entregaré una nota y una copia al jugador, una para él y otra para su federación informándole de su actuación en el 6° torneo Iberoamericano. Seguramente la FADA se encargará de reenviar ese informe a la FIDE, mientras que yo le daré mi informe a la FEDA (Federación Española de Ajedrez) y ellos lo elevarán a la FIDE, también. En el próximo Congreso Alan Pichot será consagrado Gran Maestro.

La invalidez de la 3ª norma por parte de la FIDE indudablemente había alterado los planes de la mayor promesa del ajedrez argentino de los últimos 25 años. Pichot tomó conocimiento del rechazo de la federación internacional días antes del comienzo del campeonato argentino, una prueba que soñaba con ganar y que sobre catorce participantes finalizó 13°. Una de sus peores actuaciones en su carrera.

Dejá tu opinión

comentarios