provolo

noviembre 30, 2016 12:58 pm

La mamá de una de las niñas que vivían en el albergue del instituto Antonio Próvolo contó entre lágrimas que los forenses constataron que la adolescente de 13 años tenía lesiones sexuales “desde hacía tiempo”.

“Mi nena fue abusada y ya está certificado por los médicos, mi nena fue abusada”, repite llorando Paola -cuyo apellido se reserva para preservar la identidad de la menor-, la mamá de una de las niñas que vivían en el albergue del instituto Antonio Próvolo, casi sin poder creerlo, en una mezcla de indignación, bronca y dolor.

La mamá está enojada con todo el plantel directivo y de docentes. Su hija tiene hoy 13 años y asiste a la escuela del horror desde hace siete, informa NA.

“Esas basuras decían cualquier cosa, que los niños estaban mal, que eran agresivos, que surgió porque algo les pasaba en la casa, ¿pero qué les va a pasar si estaban la mayoría de los días acá? A mi me apareció con una bombacha con sangre y acá lo que me dijeron que debía ser de una compañerita que seguro que menstruaba”.

“Ellos me llamaron porque la nena estaba agresiva, lloraba y me pusieron que debía ser porque yo estaba enferma, porque yo luché contra el cáncer y porque después su mamá de vientre se murió”, comenta la mujer sobre lo que le decían los educadores sobre su hija.

Dejá tu opinión

comentarios