digiorgi

agosto 7, 2016 9:04 am

El juez federal Marcelo Martínez De Giorgi, a cargo de la causa Sueños Compartidos, señaló que todavía no fijó fecha para la indagatoria a la presidenta de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, y aseguró que no avanzó con el arresto de la dirigente para evitar una posible “situación violenta”. Martínez de Giorgi se refirió a la orden de captura que libró contra Bonafini luego de que la dirigente se negara por segunda vez a concurrir a tribunales para prestar declaración indagatoria y explicó que decidió después levantar esa directiva porque “ella se pone a derecho y manifiesta voluntad de declarar”.
El magistrado informó que ahora “va a haber que cumplir con la indagatoria” pero que “todavía no tiene fecha” y precisó: “Se decía que el lunes iba a ser indagada pero hay que hacer un análisis sobre el pedido que ella formula, solicitando que la indagatoria se cumpla en (la sede de) Madres y en función de ese análisis vamos a fijar la fecha”. En declaraciones a radio Cooperativa, el juez afirmó que la causa “entró en un canal de razonabilidad” luego de que la presidenta de Madres de Plaza de Mayo manifestara su voluntad de presentarse a la indagatoria e hizo un repaso de lo ocurrido el último jueves, cuando libró la orden de detención.
“La Policía contaba con los medios para forzar una detención pero la directiva que yo di fue que no toquen a nadie, no lleven a una situación violenta. Cuando nos dijeron que había gente alrededor de Hebe, si avanzamos hay que reprimir, dije cierren el allanamiento”, reveló el magistrado. También explicó que el último viernes decidió dejar sin efecto la orden porque “ella se pone a derecho” y seguir adelante al no hacer lugar (al pedido de excarcelación presentado por los abogados de Bonafini) “era para generar un escarnio”.
“Sabíamos dónde estaba y nunca estuvo fugada técnicamente. Era un análisis rocambolesco, muy radical en el expediente dejarla sometida a una potencial detención con una orden de captura y rebeldía cuando ella estaba manifestando lo que a mí me interesaba, que era que venga a declarar”, agregó.
Por otra parte, Martínez de Giorgi aseguró que no tiene “presiones de ningún tipo” por parte del Gobierno en el marco de la causa que lleva adelante y agregó: “Lo único que se siente como presión son las críticas frente a lo que fue nuestra actuación hasta diciembre”. El juez señaló que “hay que entender de dónde se podía buscar información y a dónde había que ir a buscarla” durante la gestión anterior y agregó: “Imaginemos esta situación del jueves en otra coyuntura política, un año atrás, ¿cómo hubiera resultado?”.

Dejá tu opinión

comentarios