papa

julio 30, 2016 9:30 am

El papa Francisco exhortó a la iglesia polaca a “abrir las puertas” usando la célebre exhortación de Juan Pablo II, venerado en su país, durante la misa celebrada este sábado en las afueras de Cracovia. El pontífice argentino pidió a la iglesia polaca que “huya de los estrados vacilantes de los poderes del mundo” durante la misa celebrada en el santuario de San Juan Pablo II, el pontífice polaco que canonizó hace dos años.
“En nuestra vida de sacerdotes se puede tener con frecuencia la tentación de quedare un poco encerrados, por miedo o por comodidad”, dijo el papa.
“A Jesús no le gustan las puertas entreabiertas, las vidas de doble vía” le “gusta el riesgo y salir”, agregó Francisco. “Jesús busca corazones abiertos y tiernos con los débiles, nunca duros”, insistió. “El Señor… huye de las situaciones gratificantes que lo pondrían en el centro, no se sube a los estrados vacilantes de los poderes del mundo y no se adapta a la comodidades que aflojan la evangelización”, recordó el pontífice durante la misa solemne ante más de dos mil religiosos, entre ellos la jerarquía de la iglesia polaca, tradicionalmente muy cercana al poder político.

Dejá tu opinión

comentarios