foto12

junio 19, 2016 9:36 pm

En la iconografía cuasi religiosa del fútbol argentino hay una fecha clave para el santoral albiceleste. Es imposible decirse devoto de la Selección nacional sin saber lo que ocurrió el 22 de junio de 1986.
Cual estaciones de un vía crucis futbolero, cada secuencia del Argentina- Inglaterra se asemeja a las del ritual cristiano.
En ello están las atajadas de Nery Pumpido, el nucazo salvador del Vasco Olarticoechea sobre la línea, el derechazo del Chino Tapia en el poste y, claro está, los dos milagros de Diego Maradona, que lo elevaron a la categoría de apóstol ‘fobalero’. Sus goles ante Inglaterra.
De eso y mucho más habla Andrés Burgo (sin ese, como él mismo aclara jocosamente en su cuenta de Facebook), periodista, escritor, autor de El Partido, Argentina-Inglaterra 1986.
Su libro, claro está, es una suerte de novela periodística sobre aquel partido por los cuartos de final del Mundial 86, entre seleccionados cuyos ejércitos combatieron en 1982 en la denominada Guerra de Malvinas y por ello muchos veían como la revancha de aquel conflicto en el Sur argentino que ocasionó tantas pérdidas humanas.
“Desde siempre tuve en mente poder escribir un libro referido al partido de ese mundial, que fue el que viví más a pleno y me remite a la infancia, al tiempo en que los futbolistas eran ídolos. Podés contar tu vida a través del fútbol”, dice a manera de inicio el periodista, quien también trabaja Radio La Metro y TyC Sports.
“Cuando Leila Guerrero, que es la editora del libro me convocó, le planteé escribir sobre Argentina e Inglaterra. En un comienzo no estaba muy convencida, pero finalmente accedió. Lo que se planteó fue que el libro fuera como un documental en movimiento. Sobre esa idea laburamos tres años hasta que al final vio la luz”, asevera Burgo.
“No quería hacer una historia inabarcable, la del Mundial entero. En Argentina-Inglaterra está resumido todo, el suceso de Malvinas y la épica del vengador. Hacer foco en un episodio, como diría el escritor Javier Cercas en Anatomía de un instante”, enfatiza.
El libro contiene, además del repaso de muchas crónicas periodísticas de época, entrevistas a varios de aquellos protagonistas, quienes enriquecieron la jugosa historia, caso Carlos Bilardo, Jorge Burruchaga, José Luis Brown, Jorge Olarticoechea entre otros. El ausente con aviso fue Diego Armando Maradona, en un anécdota que está narrada en el libro y no mencionaremos para respetar a quienes aún no lo leyeron.
Pese a que Maradona fue el protagonista excluyente de aquel 22 de junio, en la portada de la obra de Burgo aparece Jorge Valdano junto al inglés Fenwick, una de las ‘víctimas’ de las gambetas de Diego.
“Fue una decisión de la editorial que yo compartí. Maradona no habló y Valdano sí colaboró con su testimonio”, reconoce Andrés.
“Desde que empecé en el periodismo tenía en claro que quería hacerlo de esta forma. Escribir algo mío –aunque suene grandilocuente–, ser directo”, confiesa Burgo, quien es el encargado de los informes de revisionismo histórico en el programa Hashtag, de Gonzalo Bonadeo.

Dejá tu opinión

comentarios