0012638101

mayo 14, 2015 8:38 am

Nunca un partido protagonizado por brasileños tuvo tanto interés para los argentinos. El encuentro de vuelta de los octavos de final de la Copa Libertadores animado por el Cruzeiro y el San Pablo generó una enorme expectativa, porque de dicho compromiso salió el rival del ganador del tercer Superclásico.

Recién en el comienzo del complemento, Cruzeiro logró gestar una notable triangulación ofensiva que le permitió a Leandro Damião anotar el 1 a 0 y emparejar la serie. A partir de ese momento, un manto de suspenso invadió al “Mineirao”.

El cotejo se resolvió a través de los penales. Desde los doce pasos, Fábio se convirtió en héroe al detener los remates de Luis Fabiano y Lucão, mientras que Souza dilapidó su intento por encima del travesaño. Si bien el experimentado arquero paulista retuvo los disparos de Leandro Damião y Manoel, las conversiones de Marquinhos, De Arrascaeta, Henrique y Gabriel Xavier llevaron al Cruzeiro a los cuartos de final del certamen continental, donde se medirá con el que resulte vencedor del Superclásico.

Dejá tu opinión

comentarios