Justicialismo

abril 18, 2016 6:23 pm

El regreso de Cristina Kirchner al centro de la escena política  puso blanco sobre negro en el seno del peronismo, donde una  minoría intensa sigue jurando lealtad al liderazgo de la  ex presidenta, mientras que gobernadores y la mayoría de  intendentes buscan dejar en el pasado la hegemonía kirchnerista  sobre el movimiento fundado por Juan Perón.

La anticipada vuelta de Cristina con un gran acto en Comodoro  Py pateó el avispero en un PJ, que ya había activado su mutación  en la etapa post-kirchnerista con José Luis Gioja a la cabeza de la transición, de cara a la renovación pautada para el 8 de mayo.

“Hay un sector de la dirigencia del PJ al que le incomoda la  presencia de Cristina. No esperaban que vuelva y que lo haga con  tanta energía y con tanta intensidad”, sostuvo a NA el diputado del Parlasur y ex ministro de Defensa Agustín Rossi, quien revista  en el ala dura del kirchnerismo.

Lo que debía haber sido la exhibición de la vulnerabilidad de  una ex presidenta ante un proceso judicial que la compromete, para el kirchnerismo terminó siendo una demostración de fuerza que obligó a todo el arco peronista a recalcular hasta qué punto el  justicialismo podrá emanciparse de la figura de Cristina Kirchner.

También te puede interesar:

La ausencia de importantes cuadros del peronismo el pasado  miércoles en tribunales y el faltazo de diputados como el propio  Gioja o el misionero Maurice Closs a la reunión que al día  siguiente la ex mandataria encabezó en el Instituto Patria, no  hace sino blanquear el cisma que por estas horas tiene en vilo al  justicialismo.

Por si fuera poco, la ausencia de camporistas puros en la  lista de unidad del PJ (apenas lograron colar al intendente de  Moreno, Walter Festa, y al de 25 de Mayo, Hernán Ralínqueo, ambos  cercanos a José Ottavis pero muy periféricos en la estructura de  la organización) y el llamado de “la Jefa” a una nueva  transversalidad (“Frente Ciudadano”) no hacen más que alimentar  las tensiones entre los dos bandos.

Más allá de Gioja, entre los que proponen un reciclaje del PJ,  con un rol más “racional”, “responsable” y “dialoguista” con el  gobierno macrista están, entre otros, el gobernador de Salta Juan  Manuel Urtubey, su par de La Pampa Carlos Verna, y el líder de la  CGT Antonio Caló.

En una postura intermedia, pero más inclinada hacia el  kirchnerismo, aparecen Daniel Scioli (quien no estuvo en Comodoro  Py pero se solidarizó con la ex presidenta), el presidente del PJ  bonaerense, Fernando Espinoza, y el senador Juan Manuel Abal  Medina, entre otros.

Consultado por NA, un importante vocero de la organización  liderada por Máximo Kirchner remarcó que la reestructuración del  PJ “no es un tema principal hoy”, y si bien puntualizó que “hay  compañeros” en la lista como Festa y Ralínqueo, reconoció que los  niveles de acuerdo alcanzados no reflejan la “visión” de La Cámpora.

“Quienes armaron las listas las armaron sin un eje programático  claro. No hay una visión sobre los diferentes problemas que están  aquejando a millones”, destacó.

Otra fuente de la misma organización dijo a NA La Cámpora no  va a “formar parte de una dirigencia que en el mediano plazo va  a quedar asociada al ajuste por colaboracionista”. “En el PJ vamos a seguir estando siempre, pero no en esa foto”,  concluyó.

En la misma sintonía, Rossi -quien en tándem con La Cámpora y  el chaqueño Jorge Capitanich intentó infructuosamente generar una  lista con una conducción más afín al cristinismo- lamentó la  “ausencia física y política de los principales dirigentes de la  conducción del PJ el miércoles pasado en Comodoro Py”, y calificó  como una “vergüenza” que el sector de Gioja no haya sido “capaz ni  siquiera de hacer un comunicado de prensa en apoyo y solidaridad  con Cristina, que fue Presidenta durante ocho años en nombre del  PJ”.

“No lo hacen porque hay sectores que incorporan a la  conducción como (el gobernador de La Pampa, Carlos) Verna que no  quiere que se reivindiquen los 12 años de gestión ni que aparezcan  apoyos a Néstor y Cristina. Gioja le tiene miedo a Verna. Si Gioja  hubiera querido quedar bien con el kirchnerismo habría actuado de  otra manera”, disparó el dirigente santafesino./Por Sebastián Hadida de Noticias Argentinas

Dejá tu opinión

comentarios