papa francisco

agosto 1, 2016 7:57 pm

En la habitual conferencia de prensa que otorga a bordo del avión cada vez que regresa de un viaje, en esta ocasión a la vuelta de Polonia, el Papa Francisco apuntó a una eventual participación en la mesa de diálogo por Venezuela. Fue una declaración no demasiado explícita: “En el grupo de la mediación, algunos, y no sé si el Gobierno también, quiere un representante de la Santa Sede. Esto hasta el momento en que salí de Roma”.

Explicó que aún no sabe nada de una propuesta en firme, pero sí conoce la intención de la Unasur de solicitar la implicación de la Santa Sede en el proceso de diálogo entre el gobierno de Nicolás Maduro y la oposición.

Hace unas semanas, el secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas, Ernesto Samper, anunció su deseo de incorporar a la Santa Sede en el grupo negociador del que ya forman parte los expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero, el dominicano Leonel Fernández y el panameño Martín Torrijos.

De momento parece que no ha habido ningún contacto oficial para pedir al Vaticano su mediación. Al menos es lo que se desprende de las palabras del Pontífice, que dijo no saber con exactitud cómo avanzan las negociaciones.

Al día de hoy, Nicolás Maduro parece haber dado su beneplácito a una de las principales exigencias de la oposición para iniciar las conversaciones, por la que han abogado los tres expresidentes, y que era precisamente la presencia de la Santa Sede en el diálogo.

El cardenal Pietro Parolin, actual secretario del Estado Vaticano, fue antes de asumir este cargo, embajador de la Santa Sede en Caracas, durante los años más complicados con Hugo Chávez.

El diplomático vaticano fue una pieza esencial en la reconciliación entre Estados Unidos y Cuba. El impulso del Papa, que llegó a ofrecer las dependencias vaticanas para los encuentros entre ambas delegaciones, unido al saber hacer de Parolin como mediador, posibilitaron un deshielo que tardó medio siglo. El Santo Padre tampoco olvida Colombia, donde la Iglesia está involucrada desde hace décadas en el proceso de paz con las FARC.

Dejá tu opinión

comentarios