comisaria 35

octubre 22, 2015 10:10 am

Noche movida para ciudadanos, ladrones y policías en el Gran Mendoza. Es que el miércoles no terminó precisamente en forma calma para una familia de Rodeo de la Cruz, que sufrió una entradera en su domicilio. Además, los ladrones maniataron a los habitantes de la casa, y los policías estuvieron presentes no solamente en el lugar del robo, sino también en un barrio de Godoy Cruz, donde la pesquisa los llevó a un desarmadero de coches.

Todo comenzó a las 23:30, en Congreso al 7700, de Guaymallén. En ese momento, una mujer ingresaba por el portón de su casa cuando fue sorprendida por dos hombres y una mujer armados, quienes la obligaron a entrar al domicilio. Adentro se encontraba Ángel Omar Olivera, de 56 años, quien sufrió junto a la mujer el hecho de ser maniatados y encerrados en el baño. Esto les permitió a los asaltantes llevarse elementos del interior con toda tranquilidad.

Así, robaron $5.000 en efectivo, tres televisores y un automóvil Chevrolet Prisma, con patente LAY 067, para posteriormente darse a la fuga con destino incierto. Más tarde, a eso de las 0:50, un llamado al 911 informaba que en el barrio Furio de Buena Nueva (Guaymallén) alguien había arrojado un bolso con una de las patentes del auto en su interior. Pero la historia no terminaría ahí…

A eso de las dos de la mañana, patrulleros que recorrían Godoy Cruz encontraron el auto que les habían robado a Olivera y a la mujer. El hecho tuvo lugar detrás del barrio Sol y Sierra, en calles Segundo Sombra y Juan Domingo Perón. Pero además del coche, los uniformados se encontraron con una camioneta Ford Ranger desmantelada, junto a gran cantidad de autopartes varias. Cabe agregar que esta última camioneta había sido robada el 19 de octubre y tenía pedido de captura.

En este largo hecho intervino la Fiscalía 19°, junto a la Comisaría 35° de Guaymallén.

Dejá tu opinión

comentarios