River

agosto 5, 2015 9:54 pm

Fue una noche soñada para River, de la mano de Marcelo Gallardo y tras 19 años en Núñez volvió a escucharse el grito sagrado: campeón de la Copa Libertadores de América.

Con la llegada del nuevo entrenador en junio de 2014, el “Millonario” recuperó su gloria internacional, conquistó la Sudamericana y la Libertadores, en ambas eliminando a Boca. Ahora jugará el Mundial de Clubes en Japón.

En un estadio Monumental colmado por 62 mil hinchas, River goleó por 3 a 0 a Tigres en la vuelta de la final con goles de Lucas Alario, Carlos Sánches y Ramiro Funes Mori y se consagró campeón de América luego de 19 años. Su último título había sido en 1996.

El conjunto de Gallardo comenzó a torcer en el final del primer tiempo un partido que comenzó trabado, con muchas imprecisiones, cortado por la cantidad de faltas que sancionó el árbitro y así le dio la máxima alegría a sus hinchas.

Ganando en el medio, con Kranevitter y Ponzio, River se hizo de la pelota y se plantó en campo rival adelantando sus líneas pero sin profundidad. Le faltó precisión y juego por la bandas para poder inquietar en el arco rival.

Tigres tuvo las más claras aunque con poco riego: no pudo controlar Sóbis cuando quedaba mano a mano con Barovero tras una mala salida de River y pocos minutos después Gignac no definió bien un centro atrás de Damm en el área chica.

0013124799

El partido era sumatoria de imprecisiones y faltas cuando a los 44′ Vangioni recuperó en el medio y envió centro a media altura, Alario se anticipó a su marca y de cabeza abrió el camino de la victoria para River.

En el complemento, Tigres intentó en los primeros minutos ir en busca del empate pero la defensa de River estaba firme marcando y cortando los circuitos de juego. Con una cancha rápida por la lluvia, Gallardo dispuso los cambios para tratar de liquidar el partido.

A los 29′, antes de las modificaciones, Aquino derribó a Carlos Sánchez entrenando al área y el árbitro sancionó penal. El uruguayo se hizo cargo de la ejecución, como contra Boca, y con un remate al ángulo anotó el 2 a 0.

Cuatro minutos después llegó la estocada final para Tigres. Funes Mori saltó más alto que todos en un córner y de cabeza liquidó el partido. Era el 3 a 0 y en el Monumental la fiesta era completa cuando todavía faltaba casi un cuarto de hora.

Los minutos finales fueron todo fiesta en Núñez, el “ole” de los hinchas bajaba desde las tribunas festejando los toques de los jugadores de River ante un rival vencido. El orden, la paciencia y la eficacia fueron los motivos que llevaron al “Millonario” a la cima de América luego de 19 años.

 

Dejá tu opinión

comentarios