acv ambulancia

junio 13, 2016 6:30 pm

En nuestra provincia se producen un promedio de 5.800 accidentes cerebrovasculares por año. En otras palabras, la incidencia estadística es de 16 casos diarios, los que representan una afectación de un caso cada hora y media.

El estrés, el consumo de drogas y el ritmo de vida son los factores de riesgo más importantes que aumentan los peligros de sufrir este tipo de enfermedades, y hacen que las poblaciones afectadas sean cada vez más jóvenes.

“Notamos con preocupación el crecimiento de consultas de esta nueva población que luego de un ataque quedan discapacitados mentales o motrices o las dos cosas. Llegan con problemas motores, muchas veces muy serios, que deben ser tratados de manera integral”, alertó Mónica Clarck, médica especialista en el tema consultada por este medio.

Por su parte, la especialista también explicó que “existen ciertas cuestiones a tener en cuenta para prevenirla, además de estar alerta ante los primeros signos de alarma, para poder así reducir al máximo este tipo de accidentes”.

En ese sentido, Clarck destacó que “la mala alimentación, el tabaquismo, el sedentarismo y el estrés psicosocial, son variables que incrementan de manera exponencial el riesgo de ACV”, dijo y agregó: “El trabajo de rehabilitación de personas que han sufrido ACV debe ser integral, intensivo, personalizado, flexible y creativo. No debe perder de vista que el objetivo final es la integración social que devuelva una nueva identidad e integridad a la persona que trata.

Nuestra experiencia demuestra que un tratamiento de rehabilitación es un desafío para un equipo transdisciplinario que debe encontrar la respuesta adecuada a las particularidades de cada paciente”, indicó.

Clarck puso de relieve que, para encarar un plan de acción completo, la institución que dirige “ha fundado el primer centro modelo en Transdisciplina en América latina, donde el abordaje clínico de las discapacidades se entrelaza con el aprendizaje de nuevas habilidades, disminuyendo la dependencia institucional y logrando integración social posible de cada uno de los pacientes”.

La Fundación AlunCo fue creada en 1998 en la Argentina con la intención de dar respuestas al paciente con discapacidad, su entorno y sus familias.

Su misión es formar profesionales en transdisciplina, facilitando la adquisición de capacidades, competencias y estrategias necesarias para hacer frente a los desafíos que plantean los problemas globales del ser humano de hoy, dentro de un marco conceptual de unidad mundial y diversidad, de acuerdo con los fundamentos difundidos por UNESCO (1986).

¿Cómo se identifica un ACV?
Identificar un posible ataque cerebral (ACV) y acudir a tiempo al centro médico es fundamental para alcanzar las mejores chances de sobrevida, calidad de vida y reducir el riesgo de discapacidad.
Por eso es necesario aprender los principales signos a los que debemos estar alerta en el trabajo, la escuela o en cualquier lugar.

Los signos son:
– Debilidad en un brazo, pierna o ambos
– Ceguera o trastornos visuales en un ojo
– Inestabilidad en la marcha
– Dificultades para hablar
– Asimetría en el rostro
– Principales factores de riesgo para sufrir un ACV

No modificables o no tratables:
-Pertenecer al sexo masculino (mayor incidencia que en la mujer)
– Ser mayor de 65 años
– Ser de raza negra

Modificables o tratables:
– Hipertensión arterial
– Colesterol elevado
– Diabetes
– Tabaquismo
– Obesidad
– Fibrilación auricular
– Sedentarismo
– Elevado consumo de alcohol
– Estrés

Dejá tu opinión

comentarios