lazaro baez

agosto 14, 2014 10:36 am

“Hay un juez de (el tribunal norteamericano de) Nevada que pretende inventar una causa para ver posibles fondos que tiene interconectado el país con el sector privado. La verdad que es una patraña, una mentira que no tiene la más mínima razonabilidad”, declaró esta mañana el jefe de Gobierno Jorge Capitanich en su contacto diario con la prensa.

El funcionario se refirió así a la orden judicial obtenida por el fondo NML Elliott que habilita a buscar activos del empresario Lázaro Báez de sus supuestas 33 “empresas fantasma” constituidas en Estados Unidos. La justicia norteamericana tomó dicha decisión en base a la investigación realizada por el fiscal José María Campagnoli en 2013, en la que acusó a Báez de hacerse de dinero público junto a Cristina y Néstor Kirchner por métodos corruptos.

La intención de los holdouts es embargar los fondos del empresario kirchnerista, que se calculan en US$ 65 millones, como forma de presión a la Argentina para que pague los más de US$ 1.600 millones reclamados por los acreedores litigantes.

En un encendido discurso, el jefe de Ministros despotricó contra los bonistas que no ingresaron a los canjes de 2005 y 2010, y acusó al fondo Aurelius de realizar amenazas “absolutamente infundadas e irracionales”, al recordar que ayer afirmó que “lo peor estaba por venir” luego de fracasar la negociación con los bancos extranjeros por la compra de la deuda argentina.

“Estamos hoy en manos de un poder financiero internacional -continuó-. Son grupos minúsculos de intereses voraces que constituyen una verdadera mafia internacional que maneja los hilos del poder. Hay muy pocos líderes políticos que tienen la valentía de oponerse, de decirle basta a los buitres”.

“Qué podemos esperar de un mundo donde la carrera armamentística genera un negocio fenomenal, que manejan a los líderes políticos y provocan guerras. Hay que reflexionar sobre lo que pasa en Libia, Irak, y Medio Oriente, donde las superpotencias han actuado sólo para destruir”, dijo el gobernador chaqueño en goce de licencia.

“La reflexión del mundo tiene que ser: ¡Basta! Basta de la acción deliberada de grupos minúsculos que pretenden violentar la inmunidad soberana”, arengó Capitanich. “Se trata de defender nuestra dignidad. Nosotros somos un país soberano, y la comunidad internacional debe respetar esa condición”.

Además, se animó a hacer una comparación histórica de la pelea con los holdouts con las gestas emprendidas por los próceres de principios de siglo XIX. “¿Ustedes se imaginan a San Martín, Belgrano, a Moreno teniéndoles miedo a estos personajes siniestros? Si no hubiesen tenido coraje y convicción, no seríamos una patria libre e independiente”, concluyó.

Ley de abastecimiento

En otro orden, el jefe de Gabinete le respondió a los industriales que cuestionaron el proyecto de ley de abastecimiento, al sostener que “no se pretende sustituir a la empresa ni a la iniciativa privada”.

“Este conjunto de iniciativas tiende a garantizar una intervención regulatoria de carácter eficaz. No se pretende sustituir a la empresa ni a la iniciativa privada. Simplemente, evitar distorsiones de la cadena de intermediación”, indicó el funcionario.

Según Capitanich, el Gobierno pretende con la iniciativa “evitar la concentración económica” y “que ganen todos los actores de la cadena” productiva y también los consumidores, al evitarse el aumento del precio de los bienes “de un modo indebido e incorrecto”./ Fuente: Infobae

 

Dejá tu opinión

comentarios