Cúpula militar en BF modificado

noviembre 1, 2014 11:53 am

Tras la dimisión de Compaoré, el jefe de Estado Mayor, el general Honoré Nabere Traoré, asumió el nuevo Gobierno y anunció la celebración de elecciones en un breve espacio de tiempo. “Declaro el vacío de poder, con el fin de permitir una transición que debería terminar con elecciones libres y transparentes en un plazo máximo de 90 días”, mostraba el comunicado referente a la renuncia de Compaoré.

El motivo de la revuelta que culminó con el alejamiento del ahora ex presidente, fué su empeño de reformar la Constitución para extender su mandato, que ya se había prolongaba por más de 27 años.

“En toda mi vida, no he experimentado nunca lo que es democracia”, aseguraba a una agencia de noticias en conversación telefónica C. Kabore, un joven veinteañero que ayer se unía a las protestas. A pesar de su evidente alegría, de momento a Kabore todavía le tocará esperar. Lo que comenzó siendo una manifestación ciudadana, ha acabado en un golpe pseudo militar. Ahora, la principal duda es saber por cuánto tiempo se prolongará la actual situación, después de que la cúpula militar asegurara que el nuevo Ejecutivo estaría integrado por todas “las fuerzas vivas de la nación”.

Inclusive  en este momento, es difícil dilucidar con claridad que figura militar está al mando en Burkina Faso. Solo unas horas después de que Traoré fuera nombrado nuevo presidente, el teniente coronel Isaac Zida, antiguo miembro de la seguridad presidencial, anunciaba la suspensión de las garantías constitucionales en un discurso en la capitalina Plaza de la Nación (rebautizada ahora como “Plaza de la Revolución”). En este sentido, parte del Ejército parece no reconocer la autoridad de Traoré, y el enfrentamiento entre el nuevo mandatario, el teniente coronel Zida ,e incluso, el general retirado Kouamé Lougué, a quien la mayoría de voces opositoras piden que asuma la jefatura de Estado, parece evidente e inevitable.

Dejá tu opinión

comentarios