delpo

agosto 7, 2016 11:38 pm

Del Potro jugó a lo grande y limpió a Djokovic en dos sets tremendos: se llevó los dos por 7-6 contra el 1 del mundo y lo sacó de los Juegos Olímpicos. Después de esta epopeya, JM está para cualquier logro.

Emociona Delpo. Gigante. Colosal. Brillante. Genial. Jugó a lo grande y sacó al número 1 del mundo. Sí, sí, en la mejor actuación desde su vuelta. Tremendo nivel el de Juan Martín, palo y palo con el mejor del mundo. Fue 7-6 (4) y 7-6 (2), cerrando con un tiro cruzado, yendo a saludar con mucho respeto a Djokovic y hasta apoyándose en el pecho del serbio, a quien le había ganado el bronce en Londres.

Qué placer ver a Del Potro así de grande. Jugando con una personalidad impresionante, con nivel de crack, pegando con su derecha, corriendo todo, sometiendo al serbio. No hubo quiebres de games en los dos sets, pero está claro que Juan Martín ganó con mayor comodidad los games con su servicio. Y en los tie breaks el argentino pisó fuerte, sobre todo en el segundo. Había estado merodeando el match cuando estaba 5-4 arriba, pero Novak forzó otra vez la definición. Y ahí Del Potro empezó quebrando los dos primeros saques del uno. Y se llevó el partido en una ráfaga.

No había arrugado Del Potro cuando se enteró del bravo sorteo. En cambio Novak sí se había sorprendido por el calibre del arival de arranque. La Torre estuvo a la altura y brilló, haciendo ruido como en sus mejores tiempos. Y ahora se le viene el portugués Joao Sousa.

Dejá tu opinión

comentarios