0013732055

noviembre 12, 2015 3:10 am

En 2010, Matt Barnes (actualmente en Memphis Grizzlies) y Dereck Fisher (entrenador de New York Knicks) compartieron equipo en Los Ángeles Lakers y mantenían una amistad pero todo se terminó cuando el DT fue encontrado en la mansión del basquetbolista.

Barnes recibió un llamado de uno de sus hijos cuando se encontraba en la concentración de su equipo en Santa Bárbara alertando que el técnico estaba en su casa con su esposa, Gloria Govan, de quien se había separado hace algunos meses.

Ante esta situación, el jugador condujo 150 kilómetros para encontrarse con su antiguo compañero y ambos habrían mantenido una pelea. Según informaron fuentes policiales, el basquetbolista de 35 años insultó y agredió físicamente al DT de 41.

Fisher, cinco veces campeón de la NBA y que se había separado de su esposa en marzo, no mostró rastros de haber sido golpeado y tras regresar a Nueva York solo explicó que viajó a Los Ángeles para visitar a sus hijos sin hacer ningún tipo de referencia al tema.

“Los asuntos privados son privados. Somos personajes públicos pero ahora estamos trabajando. No comentaré nada que haya pasado en mi vida privada a nivel personal”, sostuvo en un conferencia de prensa.

Barnes, en tanto, explicó: “Somos dos hombres grandes y yo traté de resolver este asunto como un hombre, pero Fisher prefirió ir a hablar con la policía y la NBA”. Gloria Govan es también una figura conocida en los Estados Unidos luego de haber participado en un reality show de esposas de basquetbolistas.

La liga investiga el hecho y en los próximos días podría dar una resolución, con sanciones disciplinarias, en especial para el jugador. El alero ya tiene antecedentes de mal comportamiento.

En 2010, Govan lo acusó de violencia doméstica. En 2012 volvió a ser detenido por conducir en reiteradas oportunidades con una licencia vencida y el año pasado pagó multas por 100 mil dólares por agresiones verbales a un hincha de Washington, a la madre de James Harden y también a Robert Sarver, dueño de Phoenix, en tres partidos diferentes.

Dejá tu opinión

comentarios