tema foto1

febrero 4, 2015 11:05 am

El sigiloso aumento de las dietas de los funcionarios y legisladores provinciales provocó el fuerte rechazo social de los mendocinos. El malestar de la población se centra, principalmente, en que durante el año pasado los aumentos de los trabajadores rondó los $1.500, mientras que los funcionarios avalaron una suba de entre $10 mil y $15 mil. Los legisladores justificaron la suba indicando que el año pasado ellos se congelaron el sueldo y que a partir del primero de enero les correspondía la suba de acuerdo a la negociación paritaria de los trabajadores del Estado, que fue cercana al 30%.

La senadora del Frente de Izquierda Noelia Barbeito realizó la denuncia de lo que ella consideró un “dietazo” y explicó su postura: “Es un escándalo, el Ejecutivo les pide austeridad a los gremios, tiene contratos basuras (trabajadores que no son parte estable del Estado, sino que facturan) y los legisladores reciben este aumento que es inaceptable”. Los diputados del FIT vienen sosteniendo el abultado monto de las dietas y todos los legisladores cobran $8.500 y el resto lo donan a organizaciones sociales o empleados que se encuentran realizando medidas de fuerza.

Justamente Barbeito, teniendo en cuenta esta situación, retomó el proyecto de ley para aplicar este sistema a nivel provincial. “Con esto queremos que el resto de los legisladores den la cara y digan por qué necesitan tanto dinero para vivir. Que expliquen que su estilo de vida está más ligado a la de un empresario que a la de un trabajador”. El proyecto indica que los legisladores deben cobrar como una docente con 20 años de antigüedad, es decir cerca de $9 mil.

Con este aumento, los legisladores cobrarían diez veces más que los empleados estatales que perciben el salario más bajo. Por ejemplo, un empleado municipal de maestranza cobra haberes por un monto cercano a los $4.500, mientras los diputados, con esta suba, llegarán a cobrar cerca de $45 mil.

Tanús le apuntó a la izquierda
El presidente de la Cámara de Diputados, Jorge Tanús, sugirió que es mentira que los legisladores de izquierda donen su sueldo, a lo que la senadora Barbeito respondió que el dinero que perciben todos los funcionarios del FIT va a una cuenta del partido y desde allí vuelve a los funcionarios y el resto se utiliza para ayudar a organizaciones sociales.

Además, Tanús indicó que analizarán esta propuesta en el Ejecutivo y que si hay ánimo de congelar nuevamente los sueldos lo realizarán. “Lo que hicimos fue posponer el aumento salarial otorgado en 2014. Si el Gobernador decide posponer el congelamiento salarial, obviamente el Ejecutivo lo discutirá, pero por ahora no se ha hablado”, explicó./ Matías Caliri

Dejá tu opinión

comentarios