cristina-anteojos

diciembre 26, 2014 9:21 pm

Debido a un accidente doméstico que sufrió la presidenta Cristina Fernández en su residencia de Santa Cruz, fue trasladada al Hospital Regional de Río Gallegos donde fue atendida de urgencia y sacada de allí en silla de ruedas. La agencia de noticias OPI realizó las consultas a las fuentes que vieron a Máximo y a la Presidenta, junto a su guardia de seguridad.

Minutos después de las 18, la Honda CRV de Máximo Kirchner, junto a dos camionetas de la custodia presidencial arribaron al Hospital Regional de Río Gallegos, debido a que la Presidenta sufrió un accidente doméstico.

De acuerdo a fuentes internas del hospital consultadas por OPI, la presidenta fue ingresada por la guardia de calle 25 de Mayo, tras un operativo que intentó disimular su llegada haciéndola ingresar directamente a la sala de rayos donde le hicieron una placa y se determinó “esguince menor de tobillo izquierdo”.

“La cara de Cristina estaba transfigurada –relató uno de los ocasionales testigos de su ingreso–, tenía anteojos negros y destilaba bronca”, le dijo a un cronista. En ese momento, a Máximo le informaron que no podrían hacerle una resonancia magnética, debido a que ni el resonador ni el tomógrafo, funcionan en el hospital.

Cuando faltaban pocos minutos para las 19, la mandataria fue sacada del HRRG en una silla de ruedas, mientras que una familiares y custodias empacaban en su casa de calle Villarino y fuentes del aeropuerto, le indicaron a la Agencia OPI que desde las 19 el Tango 01 permaneció con sus turbinas encendidas a la espera del pasaje.

A las 19.40 CFK fue bajada en silla de ruedas en el aeropuerto y la máquina presidencial con toda la familia despegó 19.53. Un fuerte operativo de seguridad desplegado por la PSA, impidió –esta vez – que el móvil de OPI transpusiera la última rotonda antes del acceso a la terminal aérea.

De acuerdo a las fuentes médicas consultadas, la lesión ocurre en el mismo pie que se fracturó en marzo del 2014. La falta de elementos para determinar concretamente el grado de la misma, hizo que la Presidenta desistiera volar a El Calafate y el T-01 pusiera rumbo a Buenos Aires, indicó la Agencia OPI Santa Cruz.

Por su parte, fuentes oficiales informaron a NA que la mandataria nacional llegó a las 22.42 al Aeroparque Metropolitano y afuera de la
terminal aérea la esperaba un automóvil oficial para llevarla a un centro asistencial, que anoche no fue confirmado.

Dejá tu opinión

comentarios