demsi

junio 17, 2016 12:56 am

La Copa América ya tiene su primer semifinalista: Estados Unidos se impuso por 2-1 a Ecuador y está entre los cuatro mejores del torneo del Centenario. El equipo que dirige el alemán Jürgen Klinsmann se cruzará en las semifinales con el vencedor del cruce que el sábado sostendrán la Argentina y Venezuela, en Foxborough.

El equipo local se puso en ventaja poco después de los veinte minutos, cuando Jermaine Jones encontró espacio para enviar el centro, y Clint Dempsey cabeceó entre los centrales ecuatorianos para derrotar a Domínguez y abrir el marcador. Para entonces, Estados Unidos ya había emparejado el partido luego de un comienzo ligeramente favorable a Ecuador; cuando consiguió acomodarse, el equipo de Jürgen Klinsmann sacó diferencia y luego estuvo cerca de aumentar en un contraataque que Wood definió a las manos del arquero. Ecuador buscó el empate, pero le costó encontrar espacios dentro de la marca intensa y disciplinada que propuso el local; de todos modos, un error defensivo le abrió una chance, pero Guzan se lució para tapar el mano a mano frente a Michael Arroyo.

En el segundo tiempo, Ecuador se acercó con un par de escapadas de Enner Valencia. Pronto, ambos equipos quedaron con diez jugadores: Antonio Valencia -ya amonestado- vio la tarjeta roja por una falta sobre Bedoya, y Jermaine Rojas fue expulsado por reaccionar con un empujón. Promediando la etapa, llegó el 2-0: tras un centro de Besler desde la derecha, Zardes cabeceó, Dempsey remató y nuevamente Zardes apareció para empujarla a la red. Sobre la media hora, Michael Arroyo descontó con un derechazo esquinado. Desconcertado, el local terminó acurrucado en su propio campo; Ecuador tuvo varias ocasiones para llegar al empate, pero le faltó claridad en la definición. Estados Unidos resistió como pudo, se aferró a la aventaja mínima, y celebró una clasificación histórica.

Dejá tu opinión

comentarios