_MG_9691

octubre 17, 2014 8:58 am

Bien mendocinos, ese es el denominador común que tienen estos dos grupos. Everest y Santos Locos tocarán en el N8 (Mitre y Godoy Cruz de Ciudad), desde las 22.“Presentamos la canciones de Fénix y un repaso de las nuevas que hemos hecho para el segundo trabajo. No es formal, sino un ‘avanti’ de nuestro próximo disco. Nos faltan algunas canciones, pero creemos que la posibilidad de mostrar algo nuevo renueva el público”, así comenzó la charla con Kike Jofré, cantautor de Everest.
A la hora de definir estilos y gustos, comentó: “Hacemos rock, no es Redonditos, ni Callejeros, es más parecido a Soda Stereo, por así decirlo. Pero tienen influencia también de los Guns N’ Roses, soy el más grande y el que compone. Las músicas tienen mucho pop, melodías, que con los arreglos de voz suenan muy bien”.
El público mendocino siempre ha sido muy particular con las propuestas locales, es muy difícil ser profeta en esta tierra. “A veces sucede que la convocatoria no es masiva. Somos así los mendocinos, muy conservadores”, dice con cierta resignación.
-¿Qué expectativas tienen para el sábado?
-Las mejores. Una movida así (por el ciclo Frecuencia Local) nos da la oportunidad de participar, tenemos muy buena onda con Santos Locos, la música de ellos es muy copada. Esperemos que se dé un muy buen show, la idea es que pongamos nosotros nuestra parte.

Por el lado de Santos Locos, David Carrasco contó con qué se encontrará el público que vaya a verlos: “Lanzamos nuestro primer disco, que se llama Creer. Vamos a tener una invitada muy especial, Mariel Santos, que tiene una voz extraordinaria. Más allá de alguno que otro cover, también vamos a hacer canciones nuevas, que estamos trabajando para futuros materiales”. “Lo que hacemos pop rock, no es tan rock. Tenemos un poquito de todo. Hay temas como Esclavo, que tiene pop latino. También pasamos por melódicos, ningún tema es parecido a otro”, comenta.

Contrariamente a lo que suele suceder con músicos locales, David asegura: “Nuestra experiencia es maravillosa. Desde ese primer tema que contaba que fue Esclavo, que llegó a los primeros puestos de la radio, junto a otros artistas de afuera, no podemos decir que los mendocinos no nos dieron bola. Hay un poco de todo, a veces el músico le echa la culpa a la gente, pero a veces el material no es bueno. Cuando hay otro profesionalismo, la gente se copa”.

Y para cerrar, contó una realidad que viven los músicos: “Los organismos estatales nos hacen falsas promesas, son más problemas que soluciones, no apoyan como deberían a los músicos locales”. / Fernanda Verdeslago

 

Dejá tu opinión

comentarios