osep2

julio 28, 2014 9:10 am

En medio de una crisis financiera sin precedentes, la Obra Social de los Empleados Públicos (OSEP) dejó de ser la obra social más solicitada por los mendocinos para transformarse en el principal blanco de críticas de muchos de sus afiliados. El deterioro económico que atraviesa la obra social se está sintiendo en el día a día de los afiliados. La falta de pago a las clínicas repercute directamente en los enfermos, días de no atención, aumento de los coseguros y turnos a dos o tres meses son los signos más notorios del deterioro de la obra social.
“En la clínica donde me atiendo me explicaron que no atendían a afiliados a la obra social los miércoles, después se sumó el viernes y cuando finalmente conseguí que me atendieron me cobraron un coseguro cercano a los $200”, indicó Mariana Gutiérrez, afiliada a la OSEP. Esta disposición la tomaron decenas de clínicas o consultorios privados debido a la falta de pagos. “Nosotros estamos con una deuda de casi cinco meses con OSEP”, explicó el gerente de una clínica en San Martín.

Las imágenes demoradas
Sin dudas, la especialidad que más sintió el retroceso de la OSEP es el diagnóstico por imagen. Los afiliados que necesitan turnos para realizarse una ecografía o radiografía deben esperar hasta tres semanas para conseguir turno cuando por cualquier otra obra social se consiguen inmediatamente.
“Estaba esguinzada y llamé para pedir el turno para una radiografía, cuando dije que tenía OSEP me lo dieron para el otro mes. Ante esta situación expliqué que lo pagaba particular y me lo dieron para el otro día”, aclaró Paula, otra afiliada a la obra social.

Entre los males actuales que están viviendo los afiliados se encuentra el aumento del coseguro. Esta situación se generó para suplir la abultada deuda que tiene la obra social.
De esta manera, los tratamientos que costaban cerca de $50 pasaron a salir entre $150 y $200, tres o cuatro veces más caros. “Estoy realizando un tratamiento desde hace algunos meses y tengo que ir a autorizar las órdenes a la sede de la OSEP. Pagaba $60 y de un día para otro me aumentaron a $180”, explicó Romina.

Otro de los conflictos que atraviesa la OSEP es con los médicos anestesistas. Hay un desacuerdo con respecto a la deuda que mantiene la obra social con la asociación que nuclea a estos médicos. Esta situación provocó que los afiliados tuviesen que pagar aparte el servicio de anestesia. Si bien esto ya no sucede ahora, los pacientes deben llevar un presupuesto de lo que sale la anestesia que debe ser pagado antes de que se realice la operación.

Sin adherentes
Una de las soluciones que planearon los funcionarios de Salud para disminuir el gasto de la OSEP fue limitar la cantidad de socios adherentes, ya que cada afiliado que no es empleado público le significaba pérdida a la obra social.
Ante esta situación, Jorge Palero, senador radical y miembro de la Comisión Salud que sigue el caso de la OSEP, dijo que “se evaluará aumentar la cuota para que los mendocinos puedan adherirse”./ Matías Caliri

Dejá tu opinión

comentarios