comisaria-35-524x303 copia

marzo 22, 2016 10:37 am

La evolución del ser humano no se detiene y las facciones, que fueron mutando con el tiempo, lo seguirán haciendo. Hace aproximadamente 800.000 años, los rápidos cambios en el clima de la Tierra coincidieron con una triplicación del tamaño del cerebro y del cráneo humanos, que condujo a un aplanamiento de la cara.

El artista e investigador Nickolay Lamm se asoció con un genetista computacional para investigar e ilustrar cómo nos veremos en 20.000 años, así como también en 60.000 años y luego en 100.000 años. Los resultados dan miedo.

 

Los rostros en la actualidad

FUTURO 01

Lamm dice que estas imágenes son “una línea de tiempo posible”, donde, gracias a la tecnología de la ingeniería del genoma cigótico, nuestros seres futuros tendrían la capacidad de controlar la biología y la evolución humana, de la misma manera en que controlamos los electrones para alimentar nuestro mundo de hoy.

Las ilustraciones fueron inspiradas por las conversaciones con el Dr. Alan Kwan, quien tiene un doctorado en Genómica Computacional de la Universidad de Washington.

 

Dentro de 20.000 años

FUTURO 02

La cabeza será más grande, con un frente que es sutilmente más grande. También los ojos.

Kwan basa sus predicciones en los entornos que en el futuro podría tener la vida, en el clima y en los avances tecnológicos que podrían hacerse en el futuro.

Los científicos que escriben en la revista British Dental han sugerido que las comparaciones de la calavera humana puede mostrar que la gente de hoy tiene rasgos faciales menos prominentes pero frentes altas; y Kwan espera que la cabeza humana tienda a ser más grande para dar cabida a un cerebro más grande.

Kwan asegura que en 60.000 años a partir de ahora, nuestra capacidad de controlar el genoma humano también pondrá en discusión la conformidad sobre el efecto de la evolución de nuestros rasgos faciales.

 

Dentro 60.000 años

FUTURO 03

El tamaño de la cabeza y los ojos será considerablemente grande y además la piel se verá un poco más oscura.

Los ojos parecen “desconcertantemente grandes” desde nuestro punto de vista de hoy, y se pueden presentar ojos brillosos para mejorar la visión con poca luz. Habrá otras necesidades funcionales: ventanas de la nariz grandes para facilitar la respiración en ambientes fuera del planeta.

Del mismo modo, la piel se volverá más pigmentada para disminuir el daño de la radiación UV nociva fuera de la capa de ozono protectora de la Tierra. Kwan espera que la gente tenga los párpados gruesos y un arco superciliar más pronunciado (el hueso suave y frontal del cráneo debajo de la frente), para hacer frente a los efectos de la baja gravedad.
Dentro de 100.000 años

FUTURO 04

El rostro y la cabeza son alarmantemente grandes. Los ojos permitirán mejorar la visión con poca luz, la ventanas de la nariz grandes facilitaran la respiración fuera del planeta y la piel más pigmentada disminuirá el daño de la radiación UV nociva.

 

Y allí estará ella…

5325e17fcdf4d_large

Pasarán los años, y Mirtha estará presente para reírse de nosotros y del paso del tiempo.

 

Dejá tu opinión

comentarios