basura-tecno

octubre 27, 2016 1:14 pm

Las computadoras son necesarias para prácticamente todo en nuestros días. Y encima, en nuestro país tienen precios astronómicos. Pero existe un curioso ranking en el que se redescubren porquerías varias que la gente vendía y compraba: hablamos de esos armatostes que fueron más bien una mala idea, y así y todo salieron a la luz y alguien las compró

1. El tercer puesto de este deshonroso ranking es para la Commodore 128 (1985). Esta máquina tuvo la mala suerte de ser lanzada inmediatamente después de una niña mimada como fue su hermana mayor, la Commodore 64, considerada una de las primeras grandes computadoras orientadas a los videojuegos. Con las funcionalidades y características que se incluyeron en el 128, la compañía estadounidense intentaba atraer tanto al cliente empresarial como al usuario doméstico interesado en los videojuegos. Esta excesiva ambición (o falta de especialización, según se mire) fue precisamente su mayor hándicap llevándolo a perder cuota de mercado en ambos segmentos; los amantes de los juegos acabaron decantándose por la videoconsola Amiga, mientras que para el ámbito de los negocios, el usuario prefería las nuevas máquinas de IBM.

commodore-128

2. La medalla de plata es para la Apple III (1980). Posiblemente el mayor fiasco en la historia de la compañía de Cupertino junto con la singular cámara fotográfica QuickTake. El propio CEO de Apple, Mike Markkula, llego a reconocer un año después de su lanzamiento: «Sería deshonesto por mi parte sentarme aquí y decir que es perfecta». Al margen de su cuestionable estética, muy por debajo del nivel al que la compañía de la manzana siempre ha acostumbrado a mantener, el principal problema que presentaba esta tercera gran versión es el sobrecalentamiento. Su carcasa de aluminio estaba tan ajustada que apenas permitía la ventilación. Los críticos no tardaron en aparecer comparando a esta compu con un horno capaz de fundir disquetes. Si a esto le unimos su elevado precio, que rozaba los 4.000 dólares, el cóctel para el fracaso estaba servido.

apple-iii

3. Terminamos con las que, bajo el criterio de los creadores de esta clasificación, son las peores computadoras de la historia: las que sacó al mercado la compañía holandesa Packard Bell en los años 90. El motivo de esta mala fama está fundamentado en que básicamente cada «nueva» máquina estaba constituida por la misma base tecnológica año tras año, con componentes obsoletos, ensamblados en cajas de diferentes formas y tamaños y con unos diseños tan estrambóticos como poco prácticos. Asustan de solo verlos.

packard-bell

 

Si tenés fotos o videos de interés, compartilos con nosotros en el WhatsApp de El Ciudadano: 2616204166 o en nuestro Twitter @ElCiudadanoMza

Dejá tu opinión

comentarios