2114583w620

noviembre 6, 2015 10:51 am

Roger Federer conectó 13 aces, 43 tiros ganadores y salvó los seis break-points que enfrentó con su saque… Pero todo eso no le alcanzó para evitar la derrota frente aJohn Isner por 7-6 (7-3), 3-6 y 7-6 (7-5) en dos horas y 16 minutos de acción, en el resultado más trascendente de la jornada en el Masters 1000 de París. El gigante Isner (2,08 metros) se encargó de silenciar el Palais Omnisport de Bercy con un bombardeo: 27 aces y 54 winners para eliminar al número 2 del mundo, al que superó por segunda vez en su carrera.

“El hecho de jugar en canchas bajo techo quizá lo ayudó un poco. Contra John, la cuestión es saber si va a tener sus grandes saques en los momentos importantes. Tiene la altura, la potencia, y los ángulos. Yo creo que hice bien lo que tenía que hacer cuando lo necesité, pero no pude con su servicio. En los puntos de quiebre, el sacó muy bien justo cuando lo necesitaba. Creo que ahí estuvo la diferencia”, destacó Federer, que se quedó con el único quiebre del partido; suficiente para llevarse el segundo set, pero no pudo desequilibrar al gigante de Carolina del Norte.

Isner debió esperar hasta el cuarto match-point, pero se dio el gusto de celebrar uno de los mejores triunfos de su carrera. Un saque ganador a 234 kilómetros por hora marcó la salida de Federer. “El que me conoce sabe que es uno de mis saques favoritos, mucha gente sabe cómo juego y es un tiro que hice un millón de veces”, contó Isner, que se enfrentará en los cuartos de final con el español David Ferrer, que doblegó al búlgaro Grigor Dimitrov por 6-7 (4-7), 6-1 y 6-4.

Dejá tu opinión

comentarios